Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El delegado del Gobierno sancionará a los taxistas que se manifestaron sin permiso

José Manuel Rodríguez Uribes está a la espera de un informe de la Policía Nacional para imponer las sanciones a los colectivos convocantes

Desalojo de los taxistas de Paseo de la Castellana, el pasado 28 de enero.
Desalojo de los taxistas de Paseo de la Castellana, el pasado 28 de enero.

La Delegación del Gobierno en Madrid ha abierto un expediente para sancionar a los taxistas que se manifestaron y se concentraron en la capital sin haberlo comunicado a este departamento durante los 16 días que estuvieron de huelga. En concreto, las multas se les impondrá por haber cortado calles importantes como la Gran Vía o por haber estacionado sus vehículos sin autorización previa en el paseo de la Castellana.

El delegado del Gobierno, José Manuel Rodríguez Uribes, ha pedido un informe exhaustivo a la Jefatura Superior de Policía de Madrid en el que se le detalle los incumplimientos que han efectuado los taxistas durante su paro sectorial. La Abogacía del Estado estudiará después si las sanciones se imponen de manera conjunta a las cinco organizaciones convocantes de los paros o, por el contrario, se incoan un expediente para cada una de las asociaciones.

Rodríguez Uribes espera tener el citado informe policial a partir de la próxima semana, con lo cual se empezaría a tramitar el expediente sancionador. La Delegación del Gobierno ya multó a Elite Taxi y a Plataforma Caracol por haber ocupado durante ocho días el paseo de la Castellana, frente al Ministerio de Fomento, a finales del pasado mes de julio.

Estas sanciones son independientes de las que puso la Policía Municipal durante el desalojo de los taxis estacionados en la Castellana el lunes 28 de enero. En esa ocasión se sancionó a los propietarios de los vehículos por impedir de manera grave la circulación en una vía principal. Tampoco se cuenta las más de 60 denuncias que puso la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil cuando los taxistas cortaron la M-40 durante la celebración de Fitur, en las proximidades de los recintos feriales de Ifema. Estas pueden suponer incluso la pérdida de puntos del carné de conducir.

El titular de la Delegación del Gobierno ha explicado que se quiere transmitir el mensaje de que a través del derecho de huelga "no se puede colapsar Madrid". Lo que se busca, en su opinión, es acabar con "algunos excesos que no tienen que ver con el ejercicio de la huelga o del cierre patronal".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información