Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuset declara que autorizó la grada donde murió un obrero por los informes técnicos

El concejal de Cultura Festiva de Valencia comparece en un juzgado como investigado por el accidente mortal en un montaje en los jardines de Viveros

Pere Fuset
El concejal de Cultura Festiva de València, Pere Fuset, en el centro, sale de la Ciudad de la Justicia de Valencia tras declarar ante el juez. EFE/Biel Aliño

El concejal de Cultura Festiva de València, Pere Fuset, que ha declarado este lunes en calidad de investigado por el accidente mortal en el montaje de las gradas de los conciertos de Viveros de julio de 2017, ha defendido que actuó conforme a los informes de los técnicos y firmó lo que estos le dijeron.

Así lo han indicado fuentes conocedoras del caso, que han incidido en que en el transcurso de la comparecencia de Fuset ha sido preguntado sobre si firmó la autorización de la grada y ha asegurado que firmaba lo que los técnicos le "ponían delante".

Fuset estaba citado a declarar a mediodía en calidad de investigado (antes imputado) por el Juzgado de Instrucción número 18 de València que investiga las circunstancias en las que se produjo el accidente del operario y las posibles responsabilidades que se pudiera derivar.

Al salir tras dos horas de declaración, el concejal ha asegurado a los periodistas que había "entrado tranquilo" y salía "más tranquilo" y ha señalado que "no" iba a "hacer declaraciones por respeto a la justicia".

Antes de entrar a la sala, el concejal se ha limitado a expresar su "respeto y colaboración" con la justicia y a defender que él había actuado conforme los informes técnicos.

Según fuentes conocedoras del caso, Fuset ha dicho que firmaban lo que les ponían delante los funcionarios y que fue "una cuestión de los técnicos", y ha señalado que no había participado en las reuniones.

Las mismas fuentes han recordado que durante el proceso el Ayuntamiento negaba que hubiera habido una Inspección de Trabajo pero sí hubo y de hecho, el consistorio fue sancionado con 40.686 euros por una infracción muy grave  en el montaje de las gradas, una sanción que pagó y no recurrió. Al ser preguntado sobre por qué el Consistorio no recurrió la sanción, Fuset ha sostenido durante su declaración que se les pasó el plazo.

Según las mismas fuentes, se trata de dirimir quién es el responsable y han explicado que el Ayuntamiento "es el principio" y luego la Cadena Cope, que fue la adjudicataria de la organización de los conciertos, y después todo el resto de empresas de la cadena.

En ese sentido, han explicado que hay personas imputadas del Consistorio, de las empresas promotoras musicales y de las que realizaron las gradas (Promociones Osuna y Caleserina) pero "nadie" de la adjudicataria de los conciertos y han apuntado que el juzgado "va a llamar" a declarar a la Cadena Cope.

Sobre el montaje de la grada, han indicado que la idea surge una vez ya está adjudicados los conciertos y eso es algo que Fuset como responsable o los servicios técnicos debían autorizar pero al ser preguntado al respecto, ha dicho que él firma lo que le "ponen delante los técnicos".

Los representantes de la acusación particular no han querido hacer declaraciones tras las declaraciones de Fuset.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >