Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urgencias saturadas en Barcelona con la gripe a punto de entrar en epidemia

Los trabajadores denuncian el colapso de los servicios hospitalarios y reclaman más recursos para afrontar el pico de pacientes

Pacientes en los pasillos de urgencias de Vall d'Hebron, ayer
Pacientes en los pasillos de urgencias de Vall d'Hebron, ayer

La temporada de gripe está a punto de alcanzar niveles epidémicos y las urgencias de los grandes hospitales de Barcelona vuelven a saturarse, con pacientes en los pasillos y colas en las puertas. El Departamento de Salud inyectó casi 20 millones de euros para reforzar los servicios de urgencias pero trabajadores y usuarios se quejan del colapso y la falta de planificación para afrontar el pico de gripe. CC OO reclamó ayer más recursos y profesionales.

Los pacientes se acumulaban ayer en los pasillos de las urgencias de Vall d’Hebron. Muchos, ancianos con mascarillas de oxígeno y el rostro agotado, se apelotonaban fuera de los boxes, sin ni siquiera una mampara de separación entre unos y otros. Pero la situación de Vall d’Hebron no es aislada; se repite en otros hospitales. Sobre todo, en una semana durante la que Cataluña está a punto de entrar en la fase más aguda de la epidemia de gripe.

“Empezamos con la gran afluencia del invierno. Ayer y hoy [por el martes y ayer] son los primeros días que hemos tenido problemas”, explica Anna Ochoa, directora asistencial de Vall d’Hebron. El centro ha “reconvertido” varias áreas del hospital para ponerlas a disposición del servicio de urgencias, ha alquilado una planta con 32 camas en el hospital de la Esperanza para drenar pacientes y este verano terminó la primera fase de unas obras para mejorar el confort y la privacidad en el servicio. “Aquí lo importante es la agilidad. Estos días hay mucha afluencia en muy poco tiempo. El problema es que pasas de 1 a 100, y eso no hay estructura que lo aguante. No es un problema de recursos. No hay problemas de personal”, zanja Ochoa.

En el Clínic también han detectado “más afluencia que el año pasado” y han habilitado 24 camas en el hospital Plató para aliviar la presión en sus urgencias. En el hospital del Mar, un portavoz admitió ayer que las urgencias están “tensionadas” por el incremento de casos de gripe. “Se ha multiplicado por dos las personas que necesitan un ingreso desde urgencias”, admitió este portavoz. Desde esta semana cuentan con 50 camas en el hospital de la Esperanza para derivar pacientes y desde enero hay un servicio de hospitalización domiciliaria para 20 plazas.

Pacientes frágiles

“Hay un incremento de pacientes que viene por su propio pie, derivados de atención primaria o a través del Sistema de Emergencias Médicas. Pero lo que colapsa no es el paciente de 30 años con gripe. Lo que genera la necesidad de ampliar recursos es el paciente con enfermedad crónica que con la infección se descompensa o ancianos frágiles”, explica Mireia Puig, directora del servicio de urgencias del hospital Sant Pau. El centro suele recibir unas 500 urgencias diarias, pero en los últimos días, estas visitas han aumentado un 25%. “Trabajamos con hospitales intermedios, hospitalización domiciliaria... y se han reforzado los circuitos de transferencia de pacientes”, apunta Puig.

El Departamento de Salud ha destinado 19,7 millones para reforzar la atención a urgencias durante el período de gripe, dos millones más que en 2017. Pero trabajadores y usuarios denuncian que los recursos son insuficientes. “Falta voluntad política. La diagnosis está hecha pero hay que pasar a la acción”, zanja Amparo Loren, secretaria de la federación de Sanidad de la central sindical.
Los hospitales insisten en que la coordinación entre dispositivos (SEM, atención primaria, sociosanitarios, etc.) es clave. E instan a los usuarios que llamen al 061 CatSalut Respon para que los vehicule al dispositivo más adecuado a sus necesidades. Según Salud, seis de cada 10 casos de urgencias atendidos en hospitales podrían haberse resuelto en otros centros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información