Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación de A Coruña instará al histórico alcalde de Cerceda a dejar sus cargos

Los servicios jurídicos provinciales sostienen que la condena de Liñares por prevaricación y fraude es incompatible por ley con su escaño

José García Liñares.
José García Liñares.

Después de 23 años de todopoderoso alcalde de Cerceda (A Coruña) por el PSOE, José García Liñares arranca un año que lo puede dejar fuera de juego. Los servicios jurídicos de la Diputación Provincial de A Coruña, donde es diputado y responsable de Deportes, consideran que su condena a año y medio de cárcel y 16 años de inhabilitación por prevaricación y fraude obligan al regidor a dejar sus cargos aunque el fallo no sea firme. “Fue un artículo que se puso en la época de Zapatero por los etarras y ahí quedó. Ahora nos afecta a los demás”, se queja Liñares, quien esgrime desconocer el dictamen para advertir que aún no ha decidido si dimitirá. “La ley se presta a interpretaciones, hay opiniones distintas”.

La Diputación de A Coruña informa de que el informe jurídico aún no está finalizado aunque el “avance” de sus conclusiones es claro: Liñares debe dejar sus cargos en la corporación provincial. Es así porque la Ley del Régimen Electoral General, en su artículo 6, establece que una condena no firme por delitos contra la Administración Pública es causa de inelegibilidad y de incompatibilidad. Liñares, en cambio, no lo ve tan meridiano: "¿La inelegibilidad es ahora o de cara a las elecciones?", se pregunta el regidor, un histórico del PSdeG-PSOE que dejó el partido antes de ir a juicio.

Fuentes oficiales de la Diputación coruñesa, presidida por Valentín González Formoso, presidente provincial del PSOE, explican que el dictamen solo afecta al escaño y al puesto que ocupa Liñares en este organismo y que deberán ser los servicios jurídicos municipales del Ayuntamiento que él gobierna con mayoría absoluta desde 1995 los que establezcan si debe abandonar también la alcaldía. Liñares avanza que no tiene intención en "causar ningún problema" a sus excompañeros de partido, pero subraya que aún no tiene "ninguna postura tomada" porque ni siquiera le han comunicado la sentencia. "Nadie me puede obligar a dimitir", advierte. "Si me voy es porque estoy seguro de lo que hago".

José García Liñares (Tordoia, 1951) entró en el Ayuntamiento de Cerceda a mediados de los ochenta como arquitecto técnico y a principios de los noventa ya era concejal por el PSOE. Salió elegido alcalde por primera vez, ya con mayoría absoluta, en 1995, después de que sus dos antecesores en el cargo y compañeros de partido fueran apartados y posteriormente condenados por un delito electoral. También ha sido presidente de la Federació Galega de Fútbol, un cargo en el que lo sustituyó Rafael Louzán, presidente del PP y de la Diputación de Pontevedra durante 12 años. Los problemas judiciales también acorralaron en su día a Louzán y acabaron precipitando su marcha de la política en 2016.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >