Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fuego arrasa casi 450 hectáreas en Galicia en una semana de pleno invierno

El último incendio quema 175 hectáreas en Chandrexa de Queixa tras comenzar en dos focos simultáneos en una zona de difícil acceso

Santiago de Compostela
Incendio en Galicia.
Incendio en Galicia.

Los incendios no cesan en Galicia ni en pleno invierno. Cinco fuegos en distintos puntos de la provincia de Ourense y de Pontevedra han arrasado en la última semana casi 450 hectáreas. El último no fue extinguido hasta este sábado y quemó 175 hectáreas de monte raso en la parroquia de Requeixo, en el municipio ourensano de Chandrexa de Queixa, según datos de la Consellería de Medio Rural. Las llamas comenzaron el viernes al mediodía en dos focos simultáneos de una zona de difícil acceso.

El fuego de Chandrexa ha quedado extinguido este sábado minutos después de las 13.00 horas. En las tareas para combatir las llamas participaron cinco agentes, 12 brigadas y medios aéreos. Por la mañana el incendio continuaba activo y ya había quemado 80 hectáreas, aunque su evolución favorable llevó a las autoridades a anular la intervención de los dos aviones y el helicóptero que estaban trabajando en la zona, informa Europa Press.

El segundo incendio invernal más destructivo ha sido el del ayuntamiento ourensano de A Mezquita, en la parroquia de Castromil. Se inició en la tarde del jueves y fue extinguido el viernes después de quemar 161 hectáreas, de las que 155 son de monte raso y las seis restantes, de arbolado. También comenzó en varios focos simultáneos y en su extinción trabajaron cuatro agentes, tres brigadas, dos aviones y un helicóptero.

Ante estos inusuales fuegos de invierno, el alcalde de A Mezquita, Rafael Pérez, ha reclamado a la Xunta un cambio en el sistema contraincendios y la creación de brigadas que realicen tareas de prevención y desbroce durante todo el año. “No solo [hay que] pensar en los tres meses de verano de extinción”, señaló el regidor en la Radio Galega.

En el municipio de Viana do Bolo se produjeron dos incendios en solo dos días. Uno fue detectado a las 23 horas del 31 de diciembre y no fue extinguido hasta el mediodía de Año Nuevo, calcinando en total 25 hectáreas de monte raso. En ese mismo ayuntamiento ourensano, en la parroquia de Penouta, se produjo el 30 de diciembre otro fuego que arrasó 35 hectáreas.

No ha sido Ourense la única provincia gallega afectada. En el ayuntamiento pontevedrés de Cerdedo-Cotobade, las llamas se llevaron por delante el pasado viernes unas 45 hectáreas. Hasta que se produjeron estos cinco fuegos, el último incendio del que había informado la Xunta se remonta al 11 de octubre, 20 días antes de que se diese por finalizada la temporada de alto riesgo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >