Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La solidaridad por la perra ‘Sota’ se desborda

Protesta masiva en Sant Jaume y donaciones por el animal abatido por un guardia urbano en Barcelona

Concentración en Barcelona contra la muerte de la perra 'Sota' por el disparo de un polícia.

Los amantes de los animales se han volcado con Sota, la perra muerta por el disparo de un agente de la Guardia Urbana en Barcelona. Este sábado, miles de personas, 3.500 según el Ayuntamiento, se concentraron frente al consistorio, en la plaza de Sant Jaume, para reclamar "justicia para Sota” y condenar al policía, al que tildaron de “asesino”. En paralelo, las campañas de solidaridad de grupos animalistas en Internet y de particulares que quieren hacer donaciones para ayudar al joven propietario de la perra se desbordan.

Más de 170.000 personas han firmado un manifiesto del Partido Animalista contra el Maltrato Animal (Pacma) para exigir responsabilidades por la muerte de Sota, un ejemplar mestizo de labrador de dos años y medio que pasó la mayor parte de su vida junto a Tauru Ruusalu, un joven nómada estonio que vive en las calles de Barcelona. El miércoles, tras un incidente, el policía apuntó y disparó a la cabeza de Sota a tres metros de él.

El Ayuntamiento investiga los hechos

La teniente de alcalde de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, explicó ayer que el consistorio trabaja para recopilar el máximo de información que permita aclarar las circunstancias de la muerte de la perra Sota. El consistorio busca testimonios, está revisando cámaras de la zona donde ocurrieron los hechos y espera un informe sobre la necropsia de la perra que permita determinar si el disparo fue deliberado o en defensa propia. "Necesitamos información para saber qué pasó y proteger los derechos de los animales, y al mismo tiempo estamos revisando los protocolos de actuación en estos casos y mejorando la formación de los agentes", afirmó. La edil también celebró que la gran afluencia a la protesta demuestra que "Barcelona está comprometida con los derechos de los animales, una reivindicación que es muy transversal".

La versión oficial dice que la perra le mordió. Ruusalu lo niega y asegura, además, que tras el suceso los policías le pegaron. El caso está en los juzgados, con denuncias cruzadas, mientras el Gobierno de la alcaldesa Ada Colau aseguró el viernes que está “consternado” y que investigará el caso. “Exigimos responsabilidades por la ejecución de Sota”, reza el comunicado de Pacma, que este sábado ha vuelto a insistir en la concentración de Sant Jaume en denunciar “las explicaciones confusas y corporativas” de la Guardia Urbana para “tapar el escándalo”.

La de este sábado fue una concentración masiva y heterogénea: acudieron familias enteras, señoras mayores, okupas, personas sin techo amigas de Russalu que no paraban de llorar y miembros de entidades animalistas de toda Barcelona y poblaciones del Vallès como Rubí o Sant Fost de Capsentelles, o del Maresme, como Calella. La mayoría de las pancartas, caseras, clamaban contra la Guardia Urbana, los “políticos potencialmente peligrosos” o rechazaban pagar “los sueldos a asesinos”. En varias ocasiones la plaza entera exclamó “justicia para Sota”, “que salga el verdugo”, “basta ya de maltrato animal” o “Tauri, no estás solo”.

Aún traumatizado por lo ocurrido, Ruusalu cuenta con el apoyo de la abogada Inés Guardiola, del bufete Del Castillo, que defiende su causa de forma altruista. La abogada y las organizaciones de apoyo habían habilitado una cuenta de correo con la única intención de recoger vídeos y testimonios de lo ocurrido el pasado miércoles a mediodía en la Gran Vía, cerca de la plaza de España.

Pero las previsiones les han desbordado y lo que han recibido es un río de propuestas para ofrecer dinero a Ruusalu en la causa judicial. Han llegado más de 30 propuestas de donaciones que, en algún caso, superan los 10.000 euros. “Estamos muy agradecidos, pero queremos decir también que no hace falta, llevamos el caso de forma completamente altruista”, subraya Guardiola. También le han ofrecido un hogar y ayer en la protesta la gente le traía ropa.

El caso de Sota ha trascendido de la ciudad de Barcelona y este sábado también había concentraciones de protesta por su muerte en Bilbao, Valencia, Madrid, Gijón o Palma de Mallorca.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información