Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona investiga la muerte de ‘Sota’

El Ayuntamiento estudia implantar nuevos protocolos después de que un urbano abatiera a una perra en la calle

Homenaje ayer al perro abatido por un Guardia Urbana.
Homenaje ayer al perro abatido por un Guardia Urbana.

El Ayuntamiento de Barcelona está buscando testigos que pudieran presenciar la intervención de la Guardia Urbana que el pasado martes acabó con la vida de una perra por un disparo en plena Gran Vía. Según la versión policial, un guardia urbano descargó contra el animal mientras este le mordía un brazo. El propietario, sin embargo, niega que el animal atacara al agente.

Las entidades animalistas protagonizaron el miércoles una manifestación para exigir responsabilidades al gobierno municipal. El malestar entre los activistas, que no acaban de creerse la versión policial, continuó ayer. El lugar donde murió Sota, así se llamaba la perra, se convirtió en un altar con velas y mensajes de apoyo. Decenas de personas se acercaron al lugar para exigir responsabilidades y buscar al dueño de la perra, que reaccionó a la muerta de su perra agrediendo al policía autor del disparo, por lo que se le imputó un delito de atentado contra la autoridad.
Ante tanto malestar ciudadano, el Consistorio hizo ayer un llamamiento. El teniente de alcalde Gerardo Pisarello calificó las imágenes que circulan en las redes sociales (donde se observa al animal en plena agonía) como “muy duras”. El Consistorio anima a todos los testigos del suceso a que aporten su versión. A la investigación se ha incorporado una veterinaria que analizará el cadáver de la perra.

Desde la Unidad de Deontología y Asuntos Internos (UDAI) de la Guardia Urbana consideran que la utilización del arma fue reglamentaria. La unidad recopila ahora información que aportarán ante las autoridades judiciales que la reclamen.

La teniente de alcalde de Ecología, Janet Sanz, se reunió ayer con las entidades animalistas del Consejo de Convivencia Protección y Defensa de los Animales. Sanz remarcó: “Ha sido un caso lamentable y excepcional, queremos saber absolutamente todo lo que pasó para averiguar si la acción fue justificada o no. El Ayuntamiento llegará hasta el final de la investigación”. Sanz anunció el diseño de nuevos protocolos para que la opción de “utilizar un arma de fuego” no llegue “prácticamente nunca”. La teniente de alcalde aclaró que se está diseñando un plan de formación para que la entidad FAADA imparta cursos a agentes de la Guardia Urbana.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >