_
_
_
_
_

Libertad provisional para el vecino de Manresa que desantendió a su mujer hasta dejarla morir

La esposa permaneció semanas en una habitación sin luz

Dos 'mossos' patrullan por Barcelona.
Dos 'mossos' patrullan por Barcelona.Carles Ribas

El vecino de Manresa (Barcelona) que supuestamente desatendió a su mujer hasta dejarla morir ha sido puesto en libertad este miércoles. El hombre, de 63 años, que fue detenido el pasado viernes, ha sido imputado por un delito de homicidio imprudente. La mujer de 57 años no se podía valer por sí misma y murió el viernes, horas después de llegar al hospital en un lamentable estado de salud, con zonas de su cuerpo gangrenadas y en estado de putrefacción.

Según el auto del caso, el investigado habría tenido a su mujer durante semanas postrada en una cama en una habitación sin luz artificial. Fue el propio esposo el que el día 14 llamó a los servicios de emergencia al ver que su salud había empeorado. Hasta aquel día, nunca había solicitado ningún tipo de asistencia porque, según su versión, su mujer no quería.

Cuando llegaron los servicios de emergencia, la mujer se encontraba cubierta de suciedad, y con gusanos en algunas partes de su cuerpo en estado de putrefacción. Además presentaba múltiples yagas en las piernas, y diversas zonas presentaban un avanzado estado de descomposición y gangrena. El estado de dejadez fue tal que algunas heridas dejaban los huesos a la vista.

La investigación comenzó el viernes 14 de diciembre cuando la policía catalana recibió un aviso del Hospital Sant Joan de Déu de Manresa, por el ingreso de la mujer en estado grave. Los servicios de emergencia acudieron al domicilio de la pareja a mediodía del viernes y precisaron de la ayuda de los bomberos para bajarla de la vivienda.

Además del homicidio imprudente, el investigado podría concurrir también en un delito de omisión del deber de socorro. Se le ha retirado el pasaporte y tendrá que comparecer semanalmente en el Juzgado de Manresa. "Ella no disponía de ingresos y él tiene reconocida una invalidez permanente absoluta por la cual cobraba unos 700 euros mensuales, pagando unos 400 euros de alquiler", ha indicado la juez en el auto, donde también ha apuntado que el matrimonio no disponía de otros medios, ni tampoco tenía contacto con familiares ni amigos, y ha pedido a Servicios Sociales los informes que existan sobre ellos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_