Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

618 policías de la capital se podrán jubilar por un cambio en la ley

Algunos sindicatos alertan de la falta de efectivos que podría suponer para la plantilla, que sufre ya un grave déficit de personal

Policías municipales, durante una intervención contra el botellón.
Policías municipales, durante una intervención contra el botellón.

La plantilla de la Policía Municipal de Madrid (6.190 funcionarios) puede quedar bastante mermada en los próximos meses. La aprobación de un real decreto el pasado viernes permite que los agentes se prejubilen a los 59 años. El Ayuntamiento de Madrid ha calculado que en esta situación puede afectar a un 10% de la plantilla, exactamente a 618 integrantes. El Consistorio ha previsto ofertas públicas de empleo especiales en función del número de trabajadores que se adhieran a esta propuesta.

La Policía Municipal pasa en estos momentos por uno de los mayores déficits de plantilla de las últimas décadas. Las jubilaciones y las bajas no se han cubierto debido al decreto del anterior ministro de Economía, Cristóbal Montoro, de que solo se cubriera el 10% de las vacantes que se produjeran en las Administraciones Públicas. Eso supuso que ahora mismo se carezca de unos 700 funcionarios solo en el cuerpo policial, según ha reconocido reiteradamente el concejal del Área de Seguridad, José Javier Barbero.

El real decreto aprobado el pasado viernes por el Ejecutivo de Pedro Sánchez era, de hecho, una de las reivindicaciones históricas de las policías municipales de toda España. Llevaban cerca de 15 años con esta petición. Pedían la equiparación con otros cuerpos de emergencias como los bomberos o la Policía Nacional.

Algunos sindicatos de la Policía Municipal reconocen que esta medida puede acarrear un importante déficit de agentes en la calle. De esta opinión es el portavoz del Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM, el mayoritario del cuerpo), Alberto Cid. “La medida de jubilarse a los 59 años es necesaria porque no puede haber policías de 65 años en activo. Eso sí, se debería haber previsto esto y haber formado a policías con anterioridad para no quedarnos con escasez de agentes”, afirma Cid.

El portavoz de CPPM argumenta que, si la plantilla actual ya tiene un déficit de 700 policías y se le suman otros 600, el servicio a los ciudadanos se verá “muy mermado”. “Aunque se corra mucho en cubrir esas vacantes, se tardará unos dos años en sacar las oposiciones, formar a los agentes y que hagan las prácticas. ¿Qué se va a hacer durante todo ese tiempo?”, se pregunta Cid.

El presidente de la Asociación de Policía Municipal Unificada en Madrid (APMU), Carlos Bahón, mantiene una opinión similar. “Se nos va a exigir un sobreesfuerzo de trabajo y de horas extras, además de anular muchas libranzas. Eso, o se sacan menos patrullas a la calle, con lo que se dejarán de atender muchas llamadas de los ciudadanos”, según Bahón.

La parte que puede resultar más afectada es el turno de mañana, donde se concentra el mayor número de agentes que pueden jubilarse, según los sindicatos consultados.
El presidente de la Unión de Policía Municipal (UPM), Jaime Johnson, cree que el decreto aprobado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez era “necesario” y creará empleo. “Muchos de los agentes que pueden prejubilarse no están en puestos operativos, por tanto, no patrullan, por lo que no debería afectar al número de agentes que están en la calle”, mantiene Johnson.

Ofertas específicas

Una portavoz del Área de Seguridad explicó que el Ayuntamiento ya han previsto estas posibles estas posibles jubilaciones y que se han propuesto ofertas de empleo públicas específicas para cubrirlas. De hecho, no se han podido convocar ya ante la incertidumbre de saber el número exacto de personas. Esa cifra concreta debe conocerse antes del 31 de enero de cada año, que es cuando finaliza el plazo para que los interesados lo comuniquen a sus respectivos Administraciones.

La portavoz municipal añadió que estos policías hacen labores no operativas, como vigilancia de edificios, por lo que se está valorando contratar a empresas de seguridad privada para cubrir de manera temporal estos puestos hasta que entren los nuevos agentes que cubran a las personas que se jubilan.

No tan rentable para los mandos

El decreto ley aprobado por el Gobierno de Pedro Sánchez el pasado viernes permite que los policías municipales de toda España puedan jubilarse desde los 59 años. La norma recoge que se jubilan con el 100% del sueldo. Eso sí, pierden los complementos específicos, que completan el salario.

La medida puede resultar más rentable para los agentes, oficiales y subinspectores (antiguos cabos y sargentos). Estos suelen cobrar menor cantidad como complemento específico.

Por el contrario, si el cargo es de intendente, comisario o comisario principal, la jubilación anticipada puede resultar más gravosa. Algunos sindicatos cifran en las pérdidas de hasta 2.000 euros al mes en estas categorías.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información