Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pau Relat releva a José Luis Bonet en la presidencia de Fira

Las administraciones encargan al nuevo presidente la remodelación del recinto de Montjuïc y la ampliación del de Gran Via

Pau Relat, José Luís Bonet, Ada Colau, Àngels Chacón, Miquel Valls y Constantí Serrallonga, hoy.
Pau Relat, José Luís Bonet, Ada Colau, Àngels Chacón, Miquel Valls y Constantí Serrallonga, hoy. Europa Press

El ejecutivo Pau Relat ha asumiódo este viernes la presidencia de Fira de Barcelona. Su incorporación pone fin al mandato de José Luis Bonet, que se ha prolongado durante 14 años, y a la crisis institucional que ha generado la elección de su sucesor. El actual consejero delegado de MAT Holding tomó el puesto con el encargo de planificar la ampliación del recinto de Gran Via de L'Hospitalet y de renovar los pabellones feriales de la avenida Maria Cristina de Barcelona, aprovechando que dentro de diez años se celebrará el centenario de su inauguración.

Tras la reunión del consejo general de Fira de Barcelona en la que se ha renovado el consejo de administración hubo llamadas al “consenso”, a la “unidad” y al “acuerdo”. Tanto de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, como de la consejera de Empresa, Àngels Chacón, o del presidente de la Cámara de Comercio, Miquel Valls. Justo lo que ha faltado durante el último año y medio para escoger al nuevo presidente, en un proceso en el que han chocado de forma reiterada los criterios de unos y otros sobre quién tenía que asumir el cargo. La elección de Relat fue, sin embargo, “unánime”, muestra de una fumata blanca necesaria que no faltó tampoco en el primer discurso de Relat en su estreno en el cargo: “La base del éxito futuro es seguir trabajando juntos con la base del consenso y la lealtad institucional”.

Nueva etapa pues para Fira de Barcelona y para Relat, que deberá jugar a partir de ahora un papel cohesionador en diferentes estamentos de la institución ferial. A las divergencias entre administraciones se le añade el resquemor existente en parte del consejo de administración por las continuas declaraciones de índole política en las que se ha inmerso Bonet en los últimos años, con el procés siempre de fondo. Relat tiene un perfil soberanista —hasta enero compatibilzará su cargo con el loby empresarial de corte nacionalista Femcat—, opuesto al de Bonet, pero se espera de él que evite cualquier declaración política de su discurso.

Antes de ser nombrado presidente, Relat se incorporó al consejo de administración, en el que también entraron Mar Alarcon (Social Car), Kim Faura (Telefónica), Helena Guardans (Sellbytell) y Manel Vallet (Catalonia Hotels). Continuarán en el cargo Pedro Fontana (Emesa); Luis Conde (Seeliger & Conde); Miquel Martí (Moventia) y Agustí Cordón (Grupo Zeta). Todos ellos, junto al director general de la entidad, Agustí Serrallonga, deberán trabajar en la elaboración de un plan estratégico que marque el futuro de Fira de Barcelona.

La institución prevé cerrar el ejercicio de 2018 con unos ingresos de 210 millones de euros, lo que le permite asegurarse otro récord histórico, síntoma de la buena marcha de sus propios salones y el éxito en la captación de ferias internacionales, coronado desde hace más de 10 años con la celebración del Mobile World Congress, el principal salón mundial de su ramo. Ese congreso seguirá en Barcelona hasta al menos 2023, pero el perfil internacional de Relat tendrá que ayudar a seguir esa expansión fuera de Barcelona, pensando más allá de la capitalidad mundial de la telefonía móvil.

“No cabemos”

El encargo de una remodelación integral de los pabellones de Montjuïc y, sobre todo, la ampliación de Gran Via —donde se desconoce todavía qué terrenos se pueden ganar para el recinto— son una muestra de que los gestores de Fira de Barcelona confían en que los ingresos récord de este año puedan continuar creciendo en el futuro. “Ya no cabemos. Barcelona no debe ser solo una gran ciudad ferial del mundo, sino la primera”, apuntó Bonet, quien recordó que cuando se ideó el actual recinto de Gran Via, algunas voces lo consideraron desmedido, excesivo para la realidad de Fira de Barcelona.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >