Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
PERFIL

El hombre que lleva la paz a Fira

Pau Relat, un farmacéutico que trabaja para el sector agrícola y que preside Femcat, tomará el cargo el viernes

El farmacéutico Pau Relat.
El farmacéutico Pau Relat.

Pau Relat (Montcada i Reixac, 1968) guarda desde 2014 en su teléfono un sms que recibió recién aterrizado en Tel Aviv. “You bring peace to our country” —“Traes la paz a nuestro país”—. Se lo había enviado el directivo de una compañía israelí que la empresa que dirige, MAT Holding, iba a comprar en ese viaje. Coincidía su vuelo con el fin de una ofensiva del Ejército israelí contra los palestinos en Gaza y, sin imaginárselo, acabó convertido en símbolo personal del fin de la contienda.
Salvando las distancias, el mismo mensaje podría recibir Relat el próximo viernes, cuando entre en las instalaciones de Fira de Barcelona y su consejo general lo designe nuevo presidente de la institución. Su nombramiento pondrá fin a más de 18 meses de desavenencias para designar al sucesor de José Luis Bonet en el organismo. El relevo ha aflorado las ya evidentes diferencias que separan al presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, de Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, y del Departamento de Empresa de la Generalitat.

Las divergencias de criterio de las tres instituciones, responsables estatutariamente de Fira de Barcelona, han acabado tirando por la ventana hasta seis posibles candidatos de un consejo que está formado por ocho personas. La elección de Relat, un farmacéutico hijo de farmacéuticos y yerno del principal accionista de Laboratorios Ordesa, es fruto del consenso primero entre la Generalitat y el Ayuntamiento y después del beneplácito asumido por la Cámara de Comercio, que se encontraba entre la espada y la pared después de que el Gobierno municipal convocara la asamblea general para el 14 de diciembre sin que existiera un candidato oficial.

El ejecutivo accede al cargo tras descartarse otros seis candidatos

El nuevo presidente de Fira de Barcelona es una suerte de antítesis de Bonet. Su cargo ejecutivo en MAT Holding, una empresa especializada en el negocio fitosanitario y el agua, dista del puesto institucional del presidente de Freixenet, de corte académico. Pero también son día y noche en lo ideológico: mientras el actual presidente ha sido un ariete del independentismo, el nuevo es soberanista y preside el lobby empresarial nacionalista Femcat, en el que sufrió presiones del Govern para que la entidad ahondara en su posicionamiento hace un año, en plena efervescencia por el referéndum. El cargo en Femcat lo abandonará en enero, una vez venza su mandato (de dos años).

Pero quienes le conocen auguran una tercera diferencia que se demostrará una vez en el cargo: la apuesta por criticar al independentismo de Bonet se convertirá “en silencio y respeto institucional” de Relat, más cauto en sus declaraciones públicas que su predecesor en el cargo.

Ejecutivo tenaz

Tras negar durante los últimos meses la posibilidad de que pudiera convertirse en presidente de Fira, Relat fue convocado el pasado 28 de noviembre por Miquel Valls. En esa reunión le fue comunicada la intención del presidente de la Cámara de Comercio de proponerlo para el cargo, tal y como es preceptivo. Una de las primeras cosas que hizo el ejecutivo, según han explicado dos personas a este diario, fue llamar a su amigo Miquel Martí, presidente de Moventia, para ponerle al corriente del asunto. Relat y Martí han coincidido en Femcat, pero desde ese miércoles les unía otra cuestión: los dos habían sido candidatos para presidir Fira. Martí fue la primera propuesta de Valls, que decayó ante la exigencia inicial de Colau de que el cargo fuese para una mujer. Relat pretendía el apoyo de su amigo y, una vez obtenido, puso en marcha todo el proceso.

Aunque Relat se incorporó a MAT Holding con un carácter más estratégico —recibió el encargo de planear el crecimiento de la compañía—, ha acabado ejerciendo un rol de gestión diaria. Se le considera un ejecutivo tenaz, que no duda en la insistencia como vía para lograr objetivos. Ex corredor de maratones, se le supone capacidad de esfuerzo y sacrificio. Y compromiso social, que ha demostrado con el tiempo que le dedica, entre otras actividades, a Femcat. Eso sí, un directivo que ha coincidido con él en ese ente le destaca un perfil presidencialista, en el que no siempre escucha —o asume— las propuestas de su entorno. “Quizás es su mayor punto débil”, señalan.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información