Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los grafitis tiñen el 87% de los trenes de Rodalies

Renfe asegura que, diariamente, presenta cinco denuncias ante los Mossos d'Esquadra por pintadas

Un tren pintado con grafitis, en plaza Catalunya.
Un tren pintado con grafitis, en plaza Catalunya.

Los grafitis desbordan a Renfe. La compañía revela que nueve de cada diez trenes que circulan por la red de Rodalies está tiznado por los grafitis. "Un día cualquiera podría ser imposible encontrar un tren de Rodalies de Cataluña sin ninguna pintada en alguno de sus vagones", reza un ácido comunicado publicado por Renfe y en el que se celebra que, este martes, "al inicio del servicio", ha sido posible poner en circulación un tren que "aún no había sido pintado". En lo que llevamos de año los Mossos d'Esquadra han recibido más de 1.750 denuncias por grafitis en los trenes, lo que arroja una media de cinco reportes diarios.

Rodalies Renfe tiene una flota de 270 trenes, que cubren 1.000 viajes cada día y que dan servicio a 400.000 pasajeros. Las incidencias provocadas por las pintadas son frecuentes ya que, cuando la pintura alcanza la parte frontal de la locomotora, el tren no puede circular porque la falta de visibilidad del conductor compromete la seguridad.

La compañía lamenta que dos millones de viajeros han sufrido un perjuicio provocado directamente por los grafitis, ya sea porque ha sido necesario cancelar un viaje o por actos vandálicos relacionados directamente con las pintadas: una de las prácticas habituales de los grafiteros es activar el freno de emergencia para detener el tren y, junto con otros cómplices que les esperan a pie de vía, colorear los vagones.

El gasto que lleva acumulado Renfe para acicalar los convoyes es de ocho millones de euros, más de la mitad lo que gastó la compañía en toda España el año pasado para paliar los efectos del vandalismo ferroviario. Pese a que la inversión en medidas de seguridad alcanza los 14 millones de euros, no se vislumbra una solución fácil. "Cataluña es la zona donde los grafiteros son más activos", concede Mayte Castillo, directora de Rodalies de Cataluña. "Hace falta más conciencia social porque no es solo un problema de Renfe, sino que lo sufren todos los ciudadanos", añade.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >