Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición reprocha a Colau su falta de interés por el museo Hermitage

El comisionado de Cultura Joan Subirats comparece a petición del PP y asegura que el gobierno no tiene prejuicios

Reproducción virtual del Hermitage de Barcelona.
Reproducción virtual del Hermitage de Barcelona.

La oposición en pleno en el Ayuntamiento de Barcelona (salvo la CUP, que no estaba) ha reprochado este martes al gobierno de la alcaldesa Ada Colau lo que consideran falta de interés y pasividad ante el proyecto de instalar un futuro museo Hermitage en el puerto de la ciudad. Un equipamiento que entienden que es positivo para la oferta cultural de la ciudad y para la economía del barrio de la Barceloneta. A petición del PP ha comparecido el comisionado de Cultura, Joan Subirats, que ha reiterado las dudas que el gobierno de la ciudad tiene respecto al proyecto: su financiación y "si se puede mantener a lo largo del tiempo", la calidad artística del proyecto o "si cubre un vacío cultural en la ciudad".

"Todavía no hemos podido responder a los interrogantes que tenemos sobre el proyecto, tenemos la información que ha salido en los diarios", ha dicho Subirats aludiendo a la información revelada por este diario de que los promotores del museo han fichado al arquitecto Toyo Ito para diseñar el edificio. El comisionado también ha señalado el incremento del coste del museo, de 38 millones de euros a más de 40.

Los partidos han escuchado a Subirats, y cuando han tomado la palabra le han recordado que ya expresó los mismos interrogantes en su anterior comparecencia, hace dos meses, en septiembre. "Hoy esperábamos respuestas", ha reprochado la concejal del PDeCAT Mercè Homs. "Hace seis años que se habla del proyecto y no acabamos de entender dónde está el desajuste", se ha preguntado.

Homs ha coincidido con el concejal del PP Alberto Vilagrasa, que ha acusado al ejecutivo de Colau de "pasotismo" ante el proyecto: "Lo dejan pasar porque no les interesa, deberían tener una actitud más proactiva, un poco de garbo, por favor", ha pedido. "Quizás sí que no les interesa, y pasan los días y chutan la pelota. Cojan el toro por los cuernos porque ya es cansino...", ha afirmado la concejal demócrata. Desde Ciutadans, Marilén Barceló ha reprochado a Subirats que "ponga excusas" y ha criticado a Colau por "actuar como una futuróloga y cuestionar" la viabilidad económica del proyecto.

Por parte de ERC, Montse Benedí también ha puesto sobre la mesa interrogantes y ha asegurado que habría que velar para garantizar un impacto positivo sobre la Barceloneta, pero ha apoyado el proyecto: "·Una vez resueltas las dudas el Hermitage puede ser un magnífico equipamiento cultural para los barceloneses y una nueva ventana de Barcelona al mundo". En la misma línea, Carmen Andrés, del PSC ha apostado porque los promotores "den garantías" pero ha manifestado que "el consistorio debe encontrar la fórmula para que el proyecto se quede" en la ciudad y aparcar los "prejucios". Los concejales no adscritos Gerard Ardanuy y Juanjo Puigcorbé también han expresado su apoyo al proyecto y han cuestionado la actitud del equipo de Colau.

En el turno de réplica, Subirats ha asegurado que "no hay ni prejuicios ni factores ideológicos" en las dudas del consistorio y ha apuntado que le consta que la superficie expositiva del futuro museo "es minoritaria respecto al conjunto". Sobre el caso de Ámsterdam, el comisionado ha afirmado que tuvo apoyo de capital de empresas holandesas y una implicación notable del Ayuntamiento. Las franquicias de Dallas (Estados Unidos) y Londres tuvieron que cerrar, ha puntualizado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información