Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los médicos de atención primaria harán huelga en noviembre

El sindicato Metges de Catalunya convoca cinco días de paros para reclamar mejoras laborales y asistenciales

Pacientes en la sala de espera del CAP de La Mina
Pacientes en la sala de espera del CAP de La Mina

Los tambores de huelga en la atención primaria llevaban meses sonando con fuerza y este miércoles se han consumado las advertencias: el sindicato Metges de Catalunya, mayoritario entre los facultativos catalanes, ha convocado cinco días de paros (del 26 al 30 de noviembre) para reclamar mejores laborales y asistenciales. Los médicos avisan de que han tocado techo, la presión asistencial que padecen empieza a comprometer la seguridad de los pacientes y de los profesionales y no obtienen soluciones por parte del Instituto Catalán de la Salud (ICS), la gran empresa pública que gestiona ocho hospitales y el 80% de los centros de atención primaria. "La atención primaria está en la UCI", ha advertido Óscar Pablos, secretario de Metges de Catalunya en atención primaria del ICS, Más de 5.700 profesionales de los centros de salud —médicos, odontólogos, ginecólogos y pediatras— están llamados a la huelga.

Han pasado ya 10 años desde el último paro de los médicos de atención primaria. No quieren hacer huelga, insisten, pero la situación de la atención primaria se ha vuelto "insostenible". "Las agendas siempre están llenas porque no sustituimos las ausencias, como los permisos, las vacaciones o las jubilaciones. Las situaciones que debían ser extraordinarias, como tener hasta cinco pacientes agendados para el mismo minuto, son ordinarias. Este modelo nos está enfermando. Está agotando al profesional y nos está haciendo perder el control del acto médico", ha denunciado Pablos. El sindicalista ha advertido de que "se está poniendo en riesgo al paciente y al médico". "La seguridad del paciente es una línea roja que no podemos cruzar", ha avisado.

Los médicos de atención primaria reclaman recuperar la plantilla de antes de los recortes de 2011 —entre 2012 y 2018 han perdido 850 facultativos, según el sindicato— y poner orden en las dilatadas agendas que ahogan las consultas. La espera máxima recomendada por el propio Departamento de Salud para ser visitado por el médico de cabecera es de 48 horas, pero las demoras para conseguir una cita se prolongan varias semanas en algunos casos. Los facultativos piden cumplir los tiempos de referencia, fijar una ratio de pacientes por profesional (1.300 por cada médico, 1.000 por pediatra y 8.800 por ginecólogo), limitar la agenda asistencial a un máximo de 28 visitas diarias (23 presenciales y cinco no presenciales) y marcar un tiempo mínimo de visita de 12 minutos por cada paciente. 

Pero además de la presión asistencial, los médicos también han denunciado la precarización de la atención primaria. "Los recortes salariales que acumulan los facultativos desde 2010 representan una pérdida retributiva acumulada de más de 50000 euros, un 30% del poder adquisitivo", ha advertido Metges de Catalunya. El sindicato ha reclamado una recuperación de las condiciones salariales y pagar la hora de guardia, al menos, al mismo precio que una hora de la jornada ordinaria.

Pablos ha asegurado que, pese a haber mantenido una reunión con el gerente del ICS, Josep Maria Argimon, para exponerle la situación del sector, no han recibido ninguna respuesta del ente público. "Es una huelga justa y necesaria. No se puede seguir con un modelo cuantitativo, que se juzgue todo por el volumen de trabajo que haces y no por la calidad. Tienen que entender que es imprescindible tener más recursos para la atención primaria", ha indicado el médico. Los facultativos han denunciado que el presupuesto destinado a atención primaria ha pasado del 18,4% del total del Departamento en 2010 al 16,9% en la actualidad. 

El ICS busca un acuerdo

Por su parte, el ICS ha asegurado que intentarán buscar un acuerdo con los médicos para evitar la huelga. "Estoy plenamente convencido de que tendremos un acuerdo y no habrá huelga", ha dicho Argimon este miércoles. El gerente del ICS ha asegurado que la dirección del ente público y el Departamento comparten las demandas de los trabajadores y ha dicho que presentarán a los médicos un plan con "acciones a corto, medio y largo plazo, con calendarios concretos y por lo tanto con compromisos concretos" para cada una de las medidas.

"Hay elementos que son urgentes y también habrá una respuesta larga e inmediata, pero también hay elementos que son a largo plazo", ha dicho, aunque no ha concretado ninguna medida específica.  

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información