Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un baile inspirado en el ‘aurresku’ vasco, ofrenda a Puigdemont

El acto inaugural del Consejo por la República en la Generalitat contó con una danza que causó sensación y mofas

La bailarina Maria Teresa Agustí, durante su baile de homenaje a Puigdemont.

La imagen era impactante: una pantalla gigante proyectaba el pasado martes la figura del expresidente catalán Carles Puigdemont desde su refugio en Waterloo, observando con seriedad la reverencia que le dedicaba la bailarina Maria Teresa Agustí. Era uno de los pasos del Ball d'homenatge (baile de homenaje), interpretado durante el acto de presentación del Consejo por la República, en el palacio de la Generalitat.

La artista, acompañada al acordeón por el músico Ferran Martínez, con los pies descalzos y un mantón color oro brincaba junto a las primeras filas del acto, donde se encontraba también el expresidente de la Generalitat Artur Mas. La escenificación generó un aluvión de comentarios en las redes sociales y mofas por parte de la oposición política.

Una voz en off anunció la actuación como “el tradicional Ball d'homenatge, danza que da la bienvenida al Consejo por la República”. Lo cierto es que el Ball d'homenatge no es un baile tradicional. Fue creado en 2009 por el coreógrafo Joan Serra —fallecido en 2013— y el folclorista Jaume Arnella para aportar un nuevo baile solemne al cancionero catalán.

Vídeo de TV3 de la presentación del Consell per la República. El baile comienza en el minuto 24.50.

El Ball d'homenatge se ha ido consolidando en el mundo de las asociaciones catalanas de danzas tradicionales, como explicaba en 2016 Carles Masjuan, presidente de la Agrupación de Esbarts dansaires, al digital Vilaweb: “En Cataluña, los esbarts dansaires [agrupaciones de baile] hace años que trabajan para que el Ball d'homenatge "dé a los catalanes la personalidad que otorga el aurresku a los vascos”. Esta agrupación anima cada año a sus miembros a utilizar el baile de homenaje en días solemnes como la Diada nacional, el 11 de septiembre.

Un artículo publicado este jueves en El Punt Avui defendía este baile, explicando que también está inspirado en una polca del siglo XVIII: “Joan Serra y Jaume Arnella toman parte de la polca del baile de las gitanas de Sant Celoni para ser bailado por un único bailarín descalzo, con una barretina si es hombre o un mantón si es mujer”. Este diario añade que grupos de danza ya habían interpretado esta coreografía para Puigdemont cuando era president o durante los homenajes a las víctimas de los atentados terroristas de 2017 en Barcelona y Cambrils.

El baile de homenaje representado el martes en la Generalitat ha causado controversia. Multitud de comentarios en las redes sociales apuntan a que pareció una suerte de ofrenda humana —por las reverencias de la bailarina frente a la figura aumentada de Puigdemont en la pantalla—. El diario El Periódico incluso tituló en portada “Ofrenda a Puigdemont”. Varios usuarios de Twitter han hecho memes con la escena del baile, sustituyendo las notas de acordeón de Martínez por Ni más ni menos, de Los Chichos, o Así me gusta a mí, de Chimo Bayo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información