Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MTV

El fundador de MTV: “El futuro de la música pasa por personalizar la experiencia con el público”

John Lack contempla, en una entrevista con EL PAÍS la posibilidad de impulsar un campus audiovisual vasco conectado a Los Ángeles

John Lack, en Bilbao, en el transcurso de la entrevista con EL PAÍS.
John Lack, en Bilbao, en el transcurso de la entrevista con EL PAÍS.

El grupo de música capaz de personalizar su experiencia musical con el público tanto como para modificar conciertos, canciones o coros en tiempo real y bajo demanda, será el que brille de manera global en el futuro. Así de claro lo tiene John Lack, el fundador de MTV, canal de televisión que revolucionó la industria y fue clave en la carrera musical de figuras como Madonna o Michael Jackson. Hoy vestido con traje azul, camisa de cuadros y moreno californiano, ha compartido su experiencia ante los más de 2.000 profesionales del sector acreditados en el BIME (Bizkaia International Music Experience) con quienes repasará los diferentes retos de la industria musical durante los próximos días.

En un encuentro en Bilbao con El País, Lack ha argumentado que el éxito de MTV se debió a que aportó algo “nuevo, innovador y rupturista” en un momento donde “la publicidad de las televisiones no conectaba con la gente joven, los contenidos no atraían al público y la música seguía promocionándose como hacía décadas”. Así consiguió en agosto de 1981 aportar un contenido que rápido se extendió de manera global por el mundo y convirtió a los videoclips en la herramienta de marketing clave para la promoción de cualquier banda. “Ladies and gentlemen, rock and roll”, fueron las primeras palabras pronunciadas en un canal que supo expandirse de manera personalizada por cada continente, región y país. Hoy, tres décadas después de aquel lanzamiento, Lack sigue involucrado en la industria y orienta su mirada hacia la “socialmusic”, la combinación de tecnologías a disposición del público para interactuar con los músicos y facturar a la carta por esos servicios.

“El grupo que consiga conectar con su público y darle en tiempo real una experiencia única, será sin duda la gran estrella global del futuro”. Y por tecnología piensa en las herramientas ya disponibles a través de las redes sociales, el 5G, la realidad virtual y los algoritmos, como los que ya aprovecha Netflix o Amazon, “para sugerir a los usuarios contenidos en función de sus gustos”. Con una amplia sonrisa y gesticulando de manera continua con las dos manos, Lack desarrolla desde diferentes ópticas esa misma idea.

“La industria musical debe ser capaz de desarrollar una tecnología avanzada para desarrollar contenidos bajo demanda del público. El público debe ser capaz de transformar ese diálogo en la capacidad de provocar experiencias nuevas y exclusivos en función de sus gustos. Y los músicos deben ser capaces de sacar partido a esas peticiones para conectar de una manera personalizada con sus audiencias y fidelizarlos al máximo, al margen de discográficas e intermediarios”. En toda esta ecuación de éxito, Lack reconoce que el talento es lo único que no ha cambiado.

“La buena música sigue siendo la buena música”, señala. Y por eso, también se ha dejado involucrar en la posibilidad de crear un campus de producción audiovisual en Euskadi con conexiones en Los Ángeles. “Bilbao cuenta con una gran atractivo: en unas semanas acogerá los MTV Awards porque ha sabido brillar con un atractivo propio. Cuenta con hermosos edificios con la firma de Frank Gehry y Calatrava pero también cuenta con una lengua propia y una historia industrial intensa.

Me gusta”. Por eso, no descarta concretar durante estos días la idea lanzada por el Cluster Audiovisual de Euskadi, Eiken, y el Bime de generar talento también entre los nuevos profesionales de la industria musical vasca, y en especial, de aquellos generadores de contenido audiovisual. “Tenéis que estar preparados porque cada vez habrá más americanos por vuestras aceras, calles y museos. Volveré”, se despide con una amplia sonrisa a falta de unas horas para relatar de nuevo su visión de la industria, esta vez ante los 2.000 profesionales de 21 países diferentes acreditados en el BIME 2018.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >