Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El último viaje de El Muertes

La Policía Nacional detiene en Las Tablas a un conocido asesino fugado de la cárcel en 2016

Un coche de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.
Un coche de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.

Santiago González Mejías, conocido como El Muertes, de 53 años, ha sido detenido por la Policía Nacional en el barrio madrileño de Las Tablas, al norte de la capital, tras haberse fugado de prisión hace ya dos años. Allí cumplía condena por el asesinato de Damián Hernández Rabal, alias El Tieso, de 22 años, en 2005.

El arresto se produjo cuando el asesino acababa de recoger a su hija de 13 años en el colegio. González huyó en su vehículo de alta gama a gran velocidad al percatarse de la presencia policial y de que los agentes le habían reconocido. Se inició entonces una persecución, a la que se sumaron varios vehículos de la Policía Nacional.

Tras la larga persecución el detenido embistió a uno de los coches patrulla, lo que provocó heridas de carácter leve a los dos agentes que iban en su interior. Finalmente fue detenido, al no poder huir del lugar. En un primer momento, El Muertes se identificó con un documento falsificado, pero los agentes detectaron la falsedad y comprobaron su verdadera identidad. Tras comprobar que se había fugado de la prisión donde cumplía condena por un asesinato cometido en el 2005, fue detenido.

La detención fue llevada a cabo por agentes del grupo de Policía Judicial y de Seguridad Ciudadana de la comisaría del distrito de Fuencarral, imputándole además un delito contra la seguridad vial, atentado y falsedad documental. Tras el arresto, los agentes trasladaron a la menor a dependencias policiales donde fue entregada a su madre en perfectas condiciones.

Según fuentes policiales, las vidas de El Muertes y El Tieso se cruzaron en 2005 cuando les presentó una amiga común. Hasta ese entonces, El Tieso se dedicaba a vender droga a pequeña escala, pero decidió subir en el escalón delincuencial. Vendió su coche por 27.000 euros para comprar un cargamento de cocaína y colocarlo en Ibiza durante el verano, la época de mayor demanda.

Los dos nuevos amigos cerraron la venta para el 5 de julio de 2005 en el piso de El Muertes, una vivienda alquilada en el número 94 de la avenida de Pío XII, según publicó Interviu en 2005. Cuando el comprador fue a este domicilio, recibió tres disparos: en un hombro, en el pecho y en la nuca, con el cañón tocándole el cráneo.

Los familiares del fallecido denunciaron su desaparición el 8 de julio. Cuatro días después una empleada de la empresa de limpiezas ACS, Adela S. B., que iba a su trabajo halló el cuerpo envuelto en una manta y dentro de un plástico atado con cinta americana en un camino de Valdemoro (Madrid). Los agentes de Homicidios de la Guardia Civil centraron sus pesquisas en El Muertes, gracias a los testimonios de los allegados del fallecido.

Cuando los investigadores entraron en su piso de Pío XII, hallaron un sofá con dos orificios de bala y restos de sangre en el suelo, la pared y un cuadro. González, que sufre cojera en una pierna tras un accidente en una persecución policial y que ya cumplìa condena por otros delitos (atracos, secuestros y extorsiones), fue detenido el 12 de agosto de 2005 en Vilanova i la Geltrú (Barcelona).

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >