Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La modernidad en el siglo XX

La Semana de la Arquitectura de Madrid arranca con una muestra dedicada a Sáenz de Oíza

Piscina del edificio de Torres Blancas, obra de Sáenz de Oíza en la entrada de Madrid por la A-2. Ampliar foto
Piscina del edificio de Torres Blancas, obra de Sáenz de Oíza en la entrada de Madrid por la A-2.

Y con Sáenz de Oíza llegó la modernidad. “[Sus trabajos son] El testimonio más importante de la vanguardia [arquitectónica] en el Madrid de los años cincuenta. Sáenz de Oíza empieza a tratar temas reales, que afectan a la vida de los ciudadanos”. Con estas palabras, José María Ezquiaga, decano del Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM), dio el pasado viernes el pistoletazo de salida a la XV Semana de la Arquitectura (que se celebra en la capital hasta el 7 de octubre). Lo hizo en los cuarteles del COAM (Hortaleza, 63) inaugurando una exposición muy especial: Sáenz de OÍza 1918-2018, que conmemora el centenario del nacimiento de un arquitecto clave en la historia de España y en la de sus ciudades, especialmente en Madrid.

“Sáenz de Oíza es uno de los padres de la arquitectura madrileña”, incidía el decano. Ese título se hace evidente con solo mencionar algunos de los trabajos del arquitecto en la capital: Castellana, 81 (antigua Torre BBVA y anteriormente Torre Banco de Bilbao), erigida en 1971 y “un hito tecnológico que anticipa preocupaciones tanto ecológicas como formales, vigentes en nuestros días”, dicen desde el COAM; el alabado e interesante bloque de 346 viviendas sociales en Moratalaz, conocido como El Ruedo, inaugurado en 1990; o Torres Blancas, de 1968, un icono de la capital y un ejemplo vertical de la utopía de la ciudad-jardín.

Estos tres edificios marcan el recorrido por la muestra, comisariada por los hijos del arquitecto, y que en cuatro salas visita la práctica totalidad de la obra del arquitecto, fallecido en el año 2000. Así, aparecen su primeras viviendas sociales —construidas en Madrid a su regreso de Estados Unidos, donde estudió en 1948 gracias a una beca— hasta el imponente Santuario de Aránzazu, en Oñate, de 1955. “Solo [el arquitecto Miguel] Fisac alcanzó ese cúlmen al asociar una idea fuerza con la arquitectura”, decía Ezquiaga con respecto a esta obra.

Edificio de vivienda social en Moratalaz, obra de Sáenz de Oíza, conocido como 'El Ruedo'. ampliar foto
Edificio de vivienda social en Moratalaz, obra de Sáenz de Oíza, conocido como 'El Ruedo'.

En la exposición, realizada en colaboración con la Dirección General de Arquitectura del Ministerio de Fomento, también están las viviendas turísticas que Sáenz de Oíza hizo en Mallorca en los años sesenta.

Además de la exposición, algunos de los edificios de este genio se pueden visitar como parte de las actividades de la Semana de la Arquitectura, uno de los pilares de las actividades que han organizado desde el COAM. Este año, la cita hermana las arquitecturas de Madrid y Milán. “Es una oportunidad de conocer las interioridades de Madrid”, contaba el decano, que también presentó la aplicación Guía de Arquitectura de Madrid: “Una herramienta que universaliza el conocimiento arquitectónico”, añadía.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram