Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Incidentes entre independentistas y Mossos en el centro de Barcelona

Los agentes cargan contra una contramanifestación convocada para hacer frente a una concentración policial

Los 'mossos' se enfrentan a grupos independentistas radicales, ayer en Barcelona VÍDEO: ATLAS

Los Mossos d'Esquadra han cargado esta mañana contra miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) concentrados para bloquear una manifestación convocada por el sindicato policial Jusapol en apoyo a los agentes que intervinieron el 1-O. La policía catalana evitó el choque entre ambos grupos, aunque para lograrlo tuvo que aguantar un intenso bombardeo de pintura y otros objetos por parte de los CDR, que también agredieron a algunos asistentes a la marcha de Jusapol.  Los incidentes acabaron con 24 heridos leves y seis detenidos.

El despliegue policial impidió que unas 6.000 personas —entre miembros de los autodenominados CDR y entidades de la izquierda independentista anticapitalista— accedieran por la Via Laietana hasta la Jefatura de la Policía Nacional, lugar de inicio de la manifestación de Jusapol. La entidad, que reunió a unas 3.000 personas entre agentes y sus familias, reclamó la equiparación salarial de Policía y Guardia Civil con las policías autonómicas. Pero el acto sirvió de excusa, sobre todo, para que la organización sindical homenajeara a los miembros de las fuerzas de seguridad del Estado que actuaron requisando urnas en Cataluña el pasado 1-O. 

Los grandes sindicatos de la Policía Nacional, sin embargo, no respaldaron la convocatoria de Jusapol —sindicato de reciente creación—, que tildaron de “populista” e “inoportuna”.

Piden que dimita Torra por “traidor

Los CDR han exigido este sábado las dimisiones del president, Quim Torra, y del consejero de Interior, Miquel Buch, a quienes llamaron “traidores” por las cargas de los Mossos. “Lo pagaréis”, advirtieron. Tras los altercados y las detenciones, los CDR emitieron un mensaje en las redes sociales denunciando la actuación policial. “Están masacrando a los nuestros. ¡Desconvocamos! Lo pagaréis. La historia os llamará traidores, Miquel Buch, Quim Torra, Govern y Ayuntamiento de Barcelona”. “Nos da vergüenza que no hayáis denunciado la entrada de aquellos que solo saben hacer uso de la violencia”, dijeron en alusión a Jusapol.

El reconocimiento fue considerado asimismo una provocación por los independentistas, que quisieron impedir la concentración y, al ver que no podían llegar hasta ella por la presencia de los Mossos, la emprendieron contra los agentes. La policía catalana contestó con cargas.

La tensión había ido en aumento a lo largo de la semana. Jusapol había pedido que su marcha partiera de la plaza Sant Jaume y transitara hasta la plaza de Catalunya. El sindicato lleva un año manifestándose por toda España y quiso concentrarse en Barcelona, dos días antes del primer aniversario del referéndum independentista del 1 de octubre.

La plaza Sant Jaume, sin embargo, se había convertido en las últimas semanas en una especie de epicentro de las movilizaciones en favor de la independencia, con una acampada que desde el día 11 de septiembre —y con el paréntesis de las Fiestas de la Mercè— reivindicaba la república catalana. El president Quim Torra llegó a visitar, el día 12, el campamento situado frente al Palau de la Generalitat y aplaudió la iniciativa, aunque esto no evitó que los acampados fueran desalojados por los Mossos el pasado miércoles. La Generalitat, sin embargo, denegó a Jusapol el permiso para arrancar su concentración desde Sant Jaume por motivos de seguridad.

El despliegue de los Mossos, sin embargo, no logró evitar que varios radicales independentistas agredieran y lanzaran objetos a manifestantes de Jusapol. Los policías acudieron al acto arropados por miembros de partidos como Ciudadanos, UPyD, Vox o Plataforma per Catalunya. Los agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil repartieron pulseras en las que habían grabado mensajes alabando la Operación Copérnico, gritaron vivas a España y lamentaron la situación de “presión” en la que trabajan en Cataluña.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Manifestantes independentistas y Mossos d'Esquadra han protagonizado esta mañana varios incidentes en el centro de Barcelona. La policía catalana ha impedido que unos 6.000 concentrados por los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) y entidades de la izquierda independentista anticapitalista llegaran desde la Via Laietana hasta otra manifestación, ésta convocada por el sindicato policial Jusapol y que ha reunido a unos 2.000 agentes.

Esta concentración reclama la equiparación salarial de la Policía Nacional y la Guardia Civil con las policías autonómicas pero, sobre todo, ha servido para que la organización sindical homenajeara a los miembros de las fuerzas de seguridad del estado que intervinieron requisando urnas durante el referéndum independentista del pasado 1-O. Un homenaje que ha sido considerado una  provocación por los independentistas que han llegado a atacar con pinturas, objetos y polvos holi a los agentes de los Mossos que les barraban el paso para evitar enfrentamientos. Durante este operativo ha habido cargas policiales y algunas detenciones.

La tensión llevaba previéndose toda la semana. Jusapol había convocado una manifestación que partía de plaza Sant Jaume y debía llegar a plaza Cataluña. El sindicato lleva un año realizando manifestaciones por toda España exigiendo la equiparación salarial pero ha querido concentrarse en Barcelona dos días antes del 1 de octubre para homenajear a sus compañero que participaron en la llamada Operación Copérnico con la que requisaron decenas de urnas. Paralelamente, desde el 11 de septiembre unas decenas de personas permanecían acampados en la plaza Sant Jaume (excepto cuando se celebraron las fiestas de la Mercè) reivindicando la república catalana y advirtiendo que no iban a dejar acceder a la plaza a nadie que se manifestara a favor de la unidad de España, contra la política lingüística o a favor de la Policía Nacional y Guardia Civil.

Los Mossos desalojaron esta semana la acampada independentista pero el poder de convocatoria de los CDR consiguió que decenas de personas permanecieran en la plaza hasta esta mañana. Para evitar enfrentamientos Interior modificó el recorrido de la manifestación de Jusapol y la hizo salir de la Jefatura de la Policía Nacional en Vía Laietana.

La tensión ha arrancado a primera hora, cuando los Mossos han dispuesto una línea en Via Laietana a la altura de la plaza del Àngel. Hasta allí se han dirigido decenas de miembros de Comités de Defensa de la República (CDR ) y otros manifestantes independentistas con la intención de enfrentarse a los manifestantes de Jusapol. Ante la imposibilidad de que los grupos se topasen, jóvenes independentistas han lanzado pintura y polvos de colores a los Mossos d'Esquadra , a los que critican que no les dejen pasar: "¡Vuestro consejero está en prisión!", han gritado, en referencia a Joaquim Forn, exconsejero de Interior de la Generalitat, que está en prisión preventiva.

Mientras, la manifestación de Jusapol, a la que han acudido miembros de Plataforma per Catalunya, Ciudadanos, UPyD y Vox, ha transcurrido con normalidad. Conforme los concentrados por el sindicato policial han llegado a plaza Cataluña los miembros del CDR han rodeado todos los accesos y se han presenciado varias cargas policiales en la Rambla o en la misma plaza Cataluña.

Los agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil han repartido pulseras a alabando la operación Copernico han gritado vivas a España y han lamentado la situación de “presión” en la que viven en Barcelona.

Al final de la concentración es cuando se han vivido momentos de mayor tensión. Llegándose a enfrentar algunos de los bandos y teniendo los Mossos que cargar en varios puntos del centro de Barcelona.

La Policía de la Generalitat ha detenido, al menos, a dos activistas independentistas a los que acusa de altercados y atentado a la autoridad. El Sistema de Emergencias Médicas ha atendido a una decena de personas por heridas de diferente consideración, dos de ellas han sido trasladadas a centros sanitarios.

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información