Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Crida posterga hasta diciembre la decisión de presentarse a la alcaldía de Barcelona

La formación promovida por el entorno de Puigdemont no concreta si utilizará los derechos políticos del PDeCAT

Los diputados Antoni Morra y Gemma Geis y el delegado Ferran Mascarell y en la pantalla, el expresidente Puigdemont.
Los diputados Antoni Morra y Gemma Geis y el delegado Ferran Mascarell y en la pantalla, el expresidente Puigdemont.

La Crida Nacional per la República, el nuevo instrumento político creado por el entorno del expresidente Carles Puigdemont, postergará hasta al menos el 6 de diciembre  la decisión sobre si concurrirá a las próximas elecciones municipales. Ese día se realizará el congreso fundacional de un movimiento que tendrá voluntad de "intervención política" y que a partir de ahora espera que los más de 50.000 firmantes del manifiesto del verano pasado se conviertan en "fundadores", gracias al aporte de 10 euros cada uno. Los diputados Gemma Geis, Toni Morral y el delegado del Gobierno en Madrid Ferran Mascarell han presentado esta mañana el calendario para los próximos meses de la Crida en una rueda de prensa en Barcelona. 

Inicialmente se esperaba que el movimiento echara a rodar en otoño, pero la fecha ha terminado por postergarse. El próximo 27 de octubre, en Manresa, se presentarán las ponencias organizativa y política, que serán votadas en diciembre. En un spot mostrado durante la presentación, la Crida se ha autodefinido como "ni derechas ni de izquierdas", algo que Mascarell ha querido inscribir dentro de la idea que la lucha por la república catalana va más allá de los partidos. "Tendremos una propuesta política clara", ha asegurado el delegado en Madrid de la Generalitat respecto al futuro ideario del partido.

Este calendario implicará que la decisión sobre presentarse a las elecciones municipales y europeas quede postergada hasta diciembre, lo cual deja muy poco tiempo para confeccionar las listas y afinar las propuestas. Mascarell ha explicado que pese a que la decisión sobre presentarse o no la tendrán que tomar los "fundadores", se sigue trabajando en buscar la unidad máxima del independentismo de cara a conquistar la alcaldía de Barcelona, entre otras. Mascarell es uno de los nombres que ha sonado como posible candidato.

La Crida fue presentada el pasado 16 de julio en Barcelona, tras meses de anunciar la intención de que el espíritu que había impulsado la candidatura de Junts per Catalunya al Parlament llegara a otros espacios políticos en Cataluña. La convivencia de la Crida con el PDeCAT fue uno de los puntos críticos en el congreso en el que la formación heredera de Convergència terminó dividida ante el intento de Puigdemont de hacerse con las riendas. Morral ha recordado que la Crida pide afiliaciones a nombre individual. Mascarell ha declinado especificar si la Crida usará los derechos políticos de este partido para poder acceder a financiación electoral y espacios publicitarios.