La (frenética) carrera a la alcaldía de Madrid

El ilustrador Guillermo Escribano resume en una imagen la pelea por los candidatos de Ahora Madrid, PSOE, Ciudadanos y PP por el Ayuntamiento de la capital

Guillermo Escribano

El debate sobre el estado de la ciudad es una oportunidad para tomar el pulso a la urbe y conocer de primera mano sus fortalezas y debilidades, desnudadas por los políticos. Pero este, el último de la legislatura antes de las elecciones de mayo del año que viene, ha tenido otro tono: ha sido un escaparate de los candidatos (o candidatables en algunos casos) y con un tono de precampaña.

Begoña Villacís, de Ciudadanos (con ganas y bien posicionada para ser la representante de su partido) tiró de indignación. En base a su discurso, la ciudad vive en el caos. Lo dijo convencida, pero no terminó de convencer. José Luis Martínez-Almeida, del PP (y pendiente de la decisión de Casado -y unas encuentas de popularidad que el partido ha encargado- para luchar por la alcaldía), optó por las alharacas y las exageraciones. Purificación Causapié (al frente del PSOE madrileño, pero sin saber todavía si va a ser la aspirante al Consistorio) mostró su experiencia y rechazó al tono mitinero que inundaba el pleno municipal para a continuación criticar la desigualdad (haciendo hincapié en la dicotomía norte-sur) que campa por la ciudad y reivindicar los logros socialistas durante estos años que llevan apoyando a Carmena.

Por su parte, la alcaldesa, recién recuperada de una caída, defendió tímidamente la pila de datos con los que llegó al debate. Rita Maestre, uno de sus pilares en el gobierno municipal, se encargó de ejercer de fiel alfil. Después, Carmena tomó la palabra para hablar más del tema de la limpieza de la ciudad. La figura de Carmena sigue teniendo mucho tirón. Lo demuestran sus compañeros de aventuras políticas, a los que les ha parecido estupenda su idea de una plataforma (aunque a algunos no les haya hecho nada de gracia). También lo evidencia el miedo de sus enemigos a atacarla con demasaida agresividad: "Se nos vuelve en contra", reconocen desde la oposición.

Durante el debate del estado de la ciudad ha quedado claro algo: hay dos candidatas, Carmena y Villacís -ambas pertenecientes a la denominada nueva política- muy definidas. A la vez, hay otros dos aspirantes, Causapié y Martínez Almeída, que tienen mucho menos claro el papel que jugarán en mayo. En breve, lo sabremos.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50