_
_
_
_

Aragón se retira de la causa contra Santi Vila y Lluís Puig por Sijena

A pesar del cambio del ejecutivo de Lambán, el fiscal sigue con el pleito por prevaricación

El exconsejero Santi Vila, tras declarar en Huesca, en abril de 2018.
El exconsejero Santi Vila, tras declarar en Huesca, en abril de 2018.EFE

Ha trascendido ahora, pero el Gobierno aragonés se retiró el pasado 19 de julio de la causa penal abierta contra los exconsejeros de Cultura de la Generalitat Santi Vila y Lluís Puig por presuntos delitos de desobediencia y prevaricación por negarse a facilitar la salida de 44 bienes del monasterio de Sijena desde el Museo de Lleida.

La querella fue interpuesta por el representante legal del Ayuntamiento de Sijena en solitario, pero la fiscalía de Huesca ofreció un mes después (el 21 de junio) al ejecutivo de Javier Lambán a incorporarse a la causa, según dio a conocer ayer el parlamentario del PP en las Cortes de Aragón, Antonio Torres, durante su comparecencia en esta cámara en la que pidió explicaciones al ejecutivo regional por los motivos que le han llevado a retirarse de la querella.

El parlamentario popular explicó que el “simple hecho” de haber tenido que hacer frente al coste del traslado de las piezas a Sijena, casi 13.000 euros, hace que el Gobierno de Aragón se considere como parte perjudicada en la causa. Por esta razón, Torres planteó diversas iniciativas parlamentarias que requieren la entrega de los decretos de personación en la querella y de desestimiento, así como contestación por escrito a preguntas referidas a las razones por las que se tomaron ambas decisiones y a la persona que la adoptó finalmente.

El parlamentario popular lamentó la falta de apoyo del Gobierno aragonés al Ayuntamiento de Villanueva de Sijena en su iniciativa judicial, y cuestionó por esta razón al presidente Lambán.

“Al señor Lambán le gusta mucho hacerse el gallito cuando habla de Cataluña, pero lo hace cuando las competencias son nacionales, porque cuando son suyas se pone de perfil”, dijo Torres.

En este sentido, criticó también al presidente aragonés por desistir de la querella y no contestar a la actual consejera de Cultura de la Generalitat, Laura Borràs, por incluir el caso Sijena en la “lista de agravios” que presentó el pasado sábado al ministro de Cultura José Guirao, durante su visita a Barcelona.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Torres también criticó el retraso del gobierno aragonés en elaborar el Plan Director del Monasterio de Sijena, el incumplimiento del convenio anunciado sobre los horarios de apertura del cenobio o la no presencia de su gobierno en las subastas que incorporan piezas del patrimonio del monumento para su venta.

El procedimiento penal contra los dos exconsejeros fue abierto el año pasado por la titular del Juzgado de Instrucción 3 de Huesca, y a él se sumó, tras un sobreseimiento provisional que fue revocado, la Fiscalía de Huesca.

En su escrito de adhesión a la querella, el fiscal jefe de Huesca, Juan Baratech, advertía de que ambos exconsejeros incumplieron con “rotundidad”, presuntamente, la orden judicial a pesar de los apercibimientos que les fueron comunicados. Pese a la decisión del gobierno de Lambán, el fiscal Jefe de Huesca no renuncia a los derechos de restitución, reparación o indemnización que pueda acordar en sentencia firme.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_