Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un herido al término de la manifestación españolista en Barcelona

Los Mossos d'Esquadra han evitado enfrentamientos durante la manifestación por la unidad de España, que ha coincidido con una concentración antifascista

Un hombre protesta contra el separatismo este domingo en Barcelona.

Una manifestación a favor de la unidad de España ha recorrido este domingo a mediodía la avendida del Paral·lel de Barcelona desde el teatro de El Molino hasta la plaza de España. A pocos metros, en la avenida de Mistral, los CDR han animado a asistir a la convocatoria de una concentración de respuesta "contra el fascismo", organizada por la plataforma Unidad contra el Fascismo y el Racismo. La tensión se ha disparado en el momento en que las dos marchas han coincidido. Se han oído insultos y amenazas pero los Mossos han evitado cualquier enfrentamiento. Sin embargo, al término de la manifestación, hacia las 15.30 horas, un hombre ha resultado herido en  la cabeza por un golpe con una porra extensible. Los Mossos han identificado a las personas que han participado en el enfrentamiento y están a la espera de que se presente una denuncia.

La manifestación españolista, convocada por el empresario José Manuel Opazo y a la que se han sumado 65 asociaciones, entre ellas el partido VOX, ha acabado con los parlamentos de varios de sus organizadores. Ningún partido político con representación parlamentaria se ha sumado formalmente a la marcha.

En total unas 2.000 personas, según la Guàrdia Urbana, se han manifestado tras una pancarta en la que se podía leer "Recuperemos la dignidad" luciendo banderas españolas, catalanas y de la Guardia Civil, y entonando cánticos como: "Puigdemont a prisión" o "Si ves un lazo, quítalo". "Queremos demostrar que nosotros también hacemos ruido, que hay una mitad de catalanes que no quiere la independencia", ha declarado una manifestante.

Después de la marcha los organizadores han invitado a tomar la palabra a diferentes personas que, en su opinión, sufren las consecuencias del secesionismo. Entre ellos Dolores Agenjo, directora de escuela que se negó a abrir un colegio para el referéndum ilegal del 1-O; José Vargas, presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Terrorismo, o Karl Jacobi, empresario alemán que se enfrentó al presidente del Parlament, Roger Torrent.

Los organizadores han cargado duramente contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por pactar la moción de censura con los partidos independentistas. "Por primera vez en España vivimos una situación demencial, tenemos un presidente del Gobierno y un presidente de la Generalitat que no han llegado aquí por las urnas. El presidente del Gobierno nos está provocando vergüenza, porque vino con el apoyo de los que se declararon enemigos de España", ha dicho un miembro de la organización. En los parlamentos, la directora de escuela ha acusado a Torra de ser un racista y ha asegurado que sus votantes son unos "fascistas".

Algunos manifestantes de este grupo se han adelantado en un momento dado para encontrarse con la concentración antifascista apoyada por los CDR. Los Mossos han evitado que unos y otros se encontraran físicamente. Mientras unos gritaban "Cataluña es antifascista", los contrarios a la independencia han respondido con gritos de "nazis, nazis".

Más información