Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torra descarta adelantar las elecciones antes del juicio a los políticos presos

El 'president' dice que antes de decidir si va al Congreso de los Diputados quiere saber si es “el invitado o el primer plato”

El president Torra, el pasado martes, a su llegada al Teatre Nacional de Catalunya. ALBERT GARCÍA

A partir del próximo 27 de octubre, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, tiene la posibilidad de convocar unas nuevas elecciones en Cataluña. Una prerrogativa que no piensa utilizar por ahora, o al menos hasta que no se celebre el juicio a los líderes independentistas que están en prisión preventiva por supuestos delitos de malversación y rebelión. Así lo ha asegurado el president en una entrevista a Catalunya Ràdio en la que también ha dejado la puerta abierta a ir al Congreso, como le propuso la presidenta de las Cortes, Ana Pastor, pero ha tirado de ironía sobre el contenido de la comparecencia: “Quiero saber si soy invitado o el primer plato”.

En la resaca de la conferencia política que ofreció en el Teatre Nacional de Catalunya, Torra ha seguido siendo ambiguo sobre cómo piensa desacatar una posible sentencia inculpatoria contra los políticos en prisión y los que han huido de la justicia española, una posibilidad que algunos miembros del Govern ya habían adelantado en los últimos días. Según explicó este martes, en el caso de que  la sentencia sea inculpatoria, estudiará “qué decisiones hay que emprender": "Me pondré a disposición del pueblo de Cataluña a través de sus representantes legítimos en el Parlament”.

Preguntado sobre si esa advertencia significaba adelantar las elecciones, el president ha descartado que eso ocurra antes de que se celebre el juicio. “No tendría sentido que hagamos un llamamiento a la movilización continua y acabar convocando elecciones. Ni es el momento ni veo el motivo”, ha asegurado. Sin embargo, no ha sido tan tajante respecto a qué podría ocurrir una vez se conozca el fallo. “Todo dependerá de la fuerza que tengamos”, ha explicado.

Tres ayuntamientos ya han respondido al llamamiento del president a una “marcha continua por los derechos y las libertades” hasta que se celebre el juicio, ha explicado Torra. La prioridad ahora, ha dicho, es denunciar “la injusticia de la causa” contra los políticos presos. La respuesta posterior, ha mantenido, “dependerá de cómo lleguemos, qué grado de injusticia esté aplicando el Estado”. Para él, la única opción viable es desacatar una sentencia condenatoria. “Si aceptáramos eso estaríamos faltándole al respecto a lo que hemos estado defendiendo toda la vida”, ha apostillado.

Torra también se ha referido a la invitación que este martes le lanzó la presidenta del Congreso, la popular Ana Pastor, para ir a las Cortes a dialogar con el resto de fuerzas políticas.  “Si puedo ir a explicar el proyecto republicano que defendemos, la situación de los presos políticos y los exiliados y los abusos del Estado, yo encantado”, ha asegurado Torra durante la entrevista. Con todo, el líder catalán se ha mostrado escéptico sobre la invitación y ha recurrido a la ironía respecto al trasfondo de la invitación. “Cuando me invitan a una cena siempre intento saber antes si voy como invitado o como primer plato”.

Finalmente, preguntado sobre si su plan para no aceptar la sentencia o la movilización continua que propone podría implicar más detenciones policiales o la apertura de nuevos casos judiciales, Torra ha negado la mayor y ha pedido no caer en lo que considera un discurso del miedo. "No contemplo ir a prisión ni irme al exilio. Contemplo recibir al presidente Puigdemont en el Palau de la Generalitat”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información