Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Barcelona justifica el viaje oficial de Pisarello

La oposición denuncia que el teniente de alcalde ha enmascarado sus vacaciones

El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello.
El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello. Europa Press

La alcaldesa accidental del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, restó ayer importancia a la polémica surgida después de que se conociera que el Consistorio ha abonado al primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, el pasaje de avión y parte de los gastos y las dietas de un viaje institucional a Uruguay y Argentina que dura todo agosto. El primer teniente de alcalde viajó a principios de este mes junto a sus dos hijos y su compañera sentimental hasta su país natal, lo que desató las críticas de quienes consideran que Pisarello está disfrazando sus vacaciones con la etiqueta de “viaje institucional”.

El Ayuntamiento intentó apaciguar las críticas con el argumento de que el Consistorio solo ha costeado el trayecto de ida y el alojamiento del primer teniente de alcalde solo durante una semana. Sanz quitó hierro a la polémica y señaló que el periplo de Pisarello por Suramérica “es una visita institucional como cualquier otra”, en la que se mantiene reuniones con líderes políticos y técnicos y se firman convenios.

El pasado jueves, casi toda la oposición cargó contra el primer teniente de alcalde, al que acusan de enmascarar parte de las vacaciones a cargo del Consistorio. Un portavoz del PDeCAT se preguntaba: “Si el destino de las vacaciones de este año de Pisarello y su familia no fuera su país natal, ¿hubiera ido el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona en pleno mes de agosto a firmar protocolos y memorandos a Argentina y Uruguay?”. Los nacionalistas exigirán en septiembre que se publiquen los gastos “claros, justificados y fundamentados” del viaje. La líder de Ciudadanos, Carina Mejías, fue más rotunda y denunció que este viaje no tiene ningún “interés” para el Consistorio y acusó a Pisarello de subvencionar con el dinero de los barceloneses su desplazamiento.

ERC no valoró la visita institucional, pero pidió a Pisarello que dé las explicaciones oportunas. Para el PSC, era “evidente que Pisarello ha aprovechado el viaje oficial para hacer también sus vacaciones”. Los socialistas quieren saber qué conceptos se han pagado con “dinero del Ayuntamiento”.

Por su parte, el PP registró una batería de preguntas a la alcaldesa sobre el viaje institucional. Entre las preguntas de los populares destacan qué personas han asistido, qué medios de comunicación participan en la visita, cuál es el coste global, “cuál es el motivo del viaje y cuáles fueron los objetivos-resultados obtenidos”. El concejal del PP, Xavier Mulleras, criticó: “Los que eran los abanderados de la transparencia ahora se han quedado mudos”.