Colau pretende expropiar los solares que lleven dos años sin edificar

El Gobierno municipal asegura que la iniciativa podría empezar a aplicarse entre 2020 y 2021 y las fincas se destinarán a la construcción de viviendas sociales

Solar vacío en la calle Marina de Barcelona.
Solar vacío en la calle Marina de Barcelona.Joan Sánchez

Ada Colau ha firmado un decreto para crear un registro municipal de solares vacíos. Con ese archivo el Ayuntamiento de Barcelona pretende monitorear el estado de los solares y expropiar aquellos que, teniendo licencia, no construyan en el plazo de dos años. Según la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, la expropiación de esos solares podría comenzar a efectuarse entre 2020 y 2021 y destinarse a la construcción de viviendas sociales. Tanto el sector como gran parte de la oposición municipal considera que la medida es “electoralista” y fruto de la “improvisación”.

Más información
Colau obligará a las inmobiliarias a construir un 30% de pisos sociales
El Ayuntamiento de Barcelona planea construir más vivienda de la prevista en el 22@
Opinión | Más vivienda asequible en Barcelona, por JANET SANZ

Janet Sanz aseguraba ayer que con el registro municipal de solares el Consistorio pretende garantizar que los propietarios cumplan con su obligación de edificar y, en el caso de que no lo hagan, el Ayuntamiento pueda ampliar, mediante la expropiación, el parque de vivienda pública “asequible”. Sanz aseguró que con esta iniciativa se quiere luchar contra aquellos propietarios que retienen solares con voluntad especulativa.

La teniente de alcalde no avanzó cuántos solares se podría acoger a esta nueva directriz, ya que aseguró que por el momento el Consistorio está realizando una radiografía de la situación actual. Sanz defendió que uno de los primeros pasos del Ayuntamiento es corregir lo que considera una anomalía: el hecho de que, hasta ahora, no hubiera datos ni fechas de ejecución establecidas en las licencias, por lo que no “se podía obligar” a los propietarios a llevar a cabo una construcción en un determinado periodo de tiempo.

Este instrumento permitirá al Consistorio registrar, a partir de ahora, todos los solares vacíos y obligar a que en un plazo de dos años los propietarios comiencen a edificar si no quieren someterse a una posible expropiación. Si se llega a ese extremo, el Consistorio abonará al dueño del solar el valor que determine una sentencia judicial.

Además, Sanz destacó que la aprobación inicial que se realizó en junio de la Modificación del Plan General Metropolitano —que permite la compra preferente de inmuebles por parte de la Administración en toda la capital catalana— define que cuando el planteamiento vigente no indique el plazo para iniciar una edificabilidad se impondrá un tiempo de dos años a partir del momento en el que los terrenos hayan alcanzado la condición de solar. La modificación del plan no ha sido aprobada definitivamente, por lo que se calcula que eso no empezará a producirse hasta 2021. Ese plazo de dos años se ampliará en otro más para solares de polígonos industriales.

Las reacciones no tardaron. El director de Economía de Foment del Treball, Salvador Guillermo, recalcó que “la expropiación solo es posible cuando hay unos intereses generales que superan los particulares. Ahora mismo no es el caso porque no hay operadores con el suelo congelado para poder especular”. Guillermo destacó que las administraciones no destinan presupuestos “ni políticas” para que la vivienda sea asequible. Denunció los retrasos en el otorgamiento de licencias y destacó: “Teniendo cuatro años de mandato, que en los últimos meses se acuerden de esta posibilidad no es serio. Hay que hacer una política de vivienda integral y no con una herramienta como la expropiación, muy de Robin Hood pero muy poco efectiva”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS