Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Planeta vende su filial francesa Editis por 900 millones a Vivendi

La operación permitirá al grupo español aligerar su deuda

Sede del Grupo Planeta en Barcelona.
Sede del Grupo Planeta en Barcelona.

A los 10 años de la que fuera la primera gran operación europea de Planeta, la compra del grupo francés Editis, que permitió al sello español codearse con el top ten editorial mundial, la empresa de la familia Lara anunció ayer que negocia en exclusiva con el megaconglomerado de las telecomunicaciones y el entretenimiento Vivendi la venta del que es el segundo grupo francés de la edición, en una operación valorada en unos 900 millones de euros.

“No teníamos Editis a la venta, pero la insistencia de los compradores ha sido alta y para nosotros es una operación muy interesante”, aseguraron ayer fuentes de Planeta. La afirmación se sustentaría en la diferencia entre la facturación de Editis (unos 750 millones de euros) y el montante que Vivendi desembolsará por la operación, aún pendiente de las autorizaciones administrativas y la redacción final de los acuerdos.

La venta, sin embargo, amén de generar una importante inyección económica que aportará liquidez y facilitará afrontar inversiones en potenciales nuevos proyectos, también permitirá a Planeta enjugar parte de su deuda, que a largo plazo es de 1.195 millones de euros y 164 millones a corto. En esa línea ha de entenderse la venta, por parte de Inversiones Hemisferio, la sociedad patrimonial de la familia Lara, del emblemático edificio de la sede de Planeta en Barcelona al grupo inmobiliario Blackstone por 210 millones de euros hace apenas 19 días.

Vivendi, en fase expansiva desde 2014, incorpora así el sector editorial a su estructura, que ya cuenta con Canal+, Universal Music, el 30% de Mediaset o el grupo de comunicación Havas. Editis le aportará más de medio centenar de sellos editoriales (Robert Laffont, Presses de la Cité, Belfond, los diccionarios Le Robert...), que lanzan 4.000 novedades al año, y el monstruo de la distribución Interforum, que mueve 120 millones de libros de 220 editoriales cada año en seis países. Planeta, por su parte, perderá posiciones en el ranking de la edición mundial (ahora es séptima) y cierto pedigrí internacional. “El tamaño no es una obsesión; en estos tiempos tan cambiantes en el sector, es bueno invertir en historias y contenidos, investigar. Tenemos otros negocios pujantes, como el de la formación... En todo ello, esta operación ayudará”, dicen desde el grupo líder editorial español.