Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Mesa del Parlament encarga un informe para decidir si suspende a Puigdemont y cinco diputados más

Los exconsejeros Jordi Turull y Josep Rull anuncian que no piensan renunciar a sus actas

Reunión de la Mesa del Parlament, este jueves.
Reunión de la Mesa del Parlament, este jueves.

La Mesa del Parlament ha aprobado este jueves reclamar un informe jurídico a los abogados de la Cámara antes de decidir si mantiene o suspende de sus funciones a Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y otros cuatro diputados que el pasado martes fueron procesados por el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

La decisión judicial puso fin a la investigación de la causa y el juez acordó la suspensión como diputados del expresidente de la Generalitat, del exvicepresidente de la Generalitat, de los exconsejeros Jordi Turull, Josep Rull y Raül Romeva, así como al expresidente de la Asamblea Nacional Catalana Jordi Sànchez. Sin embargo, Llarena dejó abierta la puerta a que el Parlament acordase una suspensión temporal de estos diputados.

A la vista de esta decisión judicial, el grupo parlamentario socialista ha solicitado al presidente del Parlament, Roger Torrent, en la reunión de la Mesa de este jueves que se encargue un informe a los servicios jurídicos "para determinar el alcance del citado auto en el funcionamiento del Parlament en el ejercicio de sus cargos".

A la espera de lo que explique el informe de los letrados, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado en Twitter que Turull y Rull no tienen intención de dimitir de sus escaños después de entrevistarse con ellos en la cárcel de Lledoners. "Me han dejado bien claro que no piensan renunciar a su acta de diputados. Nosotros tampoco renunciaremos a nuestros diputada", ha escrito Torra en Twitter.

En idéntico sentido se ha manifestado Eduard Pujol, portavoz adjunto de Junts per Catalunya, quien ha explicado que su grupo no aceptará de ninguna manera la suspensión de los diputados. "No los vamos a suspender ni a sustituir", ha dicho Pujol. "En un país normal, los diputados que hoy están en la cárcel exigimos que puedan sentarse donde deben estar, donde los sentó la ciudadanía de Cataluña.

La petición de informe presentada por los socialistas considera que la elaboración de este dictamen ha de producirse antes de la reunión de la Mesa del próximo día 17 para que los plenos del Parlament previstos a partir de esa fecha se celebren con la incógnita despejada, sabiendo ya si esos diputados están o no suspendidos. Ferran Pedret, diputado del PSC, ha mostrado su satisfacción por el encargo del informe para esclarecer la situación legal.

Elisenda Alemany, portavoz de Catalunya en Comú Podem, quien ha cargado contra la decisión de Llarena de pasar la pelota al Parlament y ha defendido la continuación en sus funciones de los seis parlamentarios. "Es la enésima situación de incertidumbre de Llarena, fue una decisión esperpéntica y no podemos aceptar una suspensión automática de los diputados", ha asegurado.

Por su parte, Carlos Carrizosa, portavoz de Ciudadanos, ha considerado que la "suspensión de los diputados es automática" y que "el Parlament no puede someter a votación si acata o no una resolución judicial".

Por el contrario, el diputado del PP Santiago Rodríguez, del PP, ha considerado que los parlamentarios están suspendidos de sus funciones por la decisión judicial, aunque hay que esperar a lo que razonen los juristas del Parlament.

En la reunión de la Mesa de este jueves también se ha acordado, como estaba previsto, el nombramiento de Joan Ridao como letrado mayor del Parlament, en sustitución de Antoni Bayona, que dimitió de su cargo el pasado 5 de junio por las presiones del independentismo que él denunció en su carta de renuncia. El nombramiento se ha producido con el voto a favor de tres diputados de Junts per Catalunya y Esquerra Republicana, el voto en contra de los dos diputados de Ciudadanos y la abstención del PSC.

La mayoría de los grupos de la oposición ha vuelto a cargar contra el nombramiento. El diputado socialista Ferran Pedret y el del PP Santi Rodríguez han coincidido en censurar el nombramiento de Ridao, no porque cuestionen su capacidad profesional para ejercer el cargo sino por su etapa anterior, como diputado de Esquerra Republicana en tres legislaturas en el Parlament y secretario general de ese partido. Carrizosa, por su parte, ha calificado de "verdadero escándalo" la designación de Ridao por estar "tan significado políticamente, en el pasado y en el presente".