Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Venturós se inclina por no recurrir la sentencia contra su inhabilitación

La alcaldesa de Berga, que recibe el apoyo de 400 vecinos en una concentración, afirma que el fallo puede puede ser una oportunidad para avanzar hacia la república

Un momento de la protesta este viernes en la plaza del Ayuntamiento de Berga.
Un momento de la protesta este viernes en la plaza del Ayuntamiento de Berga.

Unas 400 personas se han concentrado esta noche en la plaza de Sant Pere, de Berga (Berguedà) para mostrar su apoyo a la alcaldesa Montse Venturós, de la CUP, condenada a seis meses inhabilitación por negarse a retirar una estelada del balcón consistorial durante la campaña electoral de las elecciones al Parlament del 27-S. La presentación de un recurso ante la Audiencia de Barcelona paralizaría la inhabilitación pero la alcaldesa ha señalado que se está plateando "seriamente" no formular esa apelación.

En unas declaraciones al término de la protesta, Venturós ha afirmado que aún tienen "margen" para decidir ya que, de entrada, aún no le han notificado oficialmente la condena. El plazo para recurrir es de 10 días naturales. Sin embargo, la primera edil ha subrayado que está meditando por dos razones renunciar al recurso. "El carácter político de tribunal ha quedado demostrado y la otra razón es aprovechar esta represión para  que los municipios sean claves para avanzar en la construcción de la república", ha afirmado.

Pese a que la decisión aún no es definitiva, la alcaldesa ha señalado que la sentencia, que ha calificado de "injusta", tiene el ánimo de "invalidar" el resultado de las elecciones municipales de 2015. "La inhabilitación no es en contra mi persona sino contra el voto de los berguedanos", ha señalado. La CUP gobierna en Berga, un municipio de una aplastante mayoría independentista con 15 concejales sobre 17. "Esto podría suponer un punto de inflexión. Hemos venido a poner praxis. Es una oportunidad única para modificar las cosas", ha insistido. Venturós ha apuntado que está estudiando con los grupos sociales y el tejido asociativo como "revertir" el fallo. "Hay muchas vías", ha dicho.

Montse Venturós, segunda por la derecha, con el puño en alto, durante la protesta.
Montse Venturós, segunda por la derecha, con el puño en alto, durante la protesta.