Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así falsificaron 450.000 billetes del metro Barcelona

Un trabajador del suburbano vendía las bobinas de las máquinas expendedoras a dos clanes familiares

Material requisado por los Mossos durante el operativo.
Material requisado por los Mossos durante el operativo.

Un veterano trabajador del Metro de Barcelona era la pieza clave de un grupo criminal que falsificó 450.000 tarjetas del suburbano. Los Mossos d'Esquadra detuvieron el martes a este hombre, de unos 50 años, junto a otras 13 personas (una de ellas menor de edad) que, según la policía catalana, clonaban estos títulos de transporte, principalmente T-10, y los vendían en mercadillos y salidas de escuelas y del mismo metro a la mitad del precio original, lo que les permitió ganar de manera ilícita unos 2.200.000 euros.

La investigación empezó en enero de 2017 a raíz de la denuncia que interpuso Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), el operador del metro en la capital catalana, al detectar un "consumo desmesurado de bobinas", como ha señalado este jueves el intendente de la División de Transportes de los Mossos, Josep Guillot, en una rueda de prensa, en la que detallado cómo actuaban los detenidos, acusados de pertenencia a grupo criminal, falsificación de documentación mercantil, estafa, hurto, apropiación indebida, salud pública y también de apropiación indebida de la luz.

Los investigadores también sospechan que, aproximadamente, fue en esa fecha cuando los detenidos, que hoy declaran ante el juez, empezaron a actuar. El trabajador del Metro, que según Guillot era el “cabecilla” del grupo, robó, sin recibir ayuda de nadie, 223 bobinas de títulos de transporte, aprovechando su labor como agente de atención al cliente, que incluía la manipulación y sustitución de estas máquinas. Las cámaras de seguridad del Metro captaron al hombre robando dichas bobinas.

El arrestado vendía las bobinas a dos clanes familiares diferentes, que a partir del soporte original, manipulaban la banda magnética y le daban el valor que querían (T-10 de 1 zona, 2 zonas, 3, etc). Los Mossos calculan que el perjuicio económico podría alcanzar los 4,4 millones de euros, “un cálculo a la baja”, ha señalado Guillot, hecho en función del precio de la T-10 de una zona (10,20 euros que los detenidos vendían por 5), el principal título de transporte que clonaron los detenidos. Los investigadores sospechan que el grupo criminal vendió numerosos billetes a un precio superior, como es el caso del título de seis zonas, que los detenidos vendían 43,05 euros.

Algunos de estos billetes de metro falsos no funcionaban. Las reclamaciones de usuarios en la ventanilla de las estaciones que habían comprado estos títulos de transporte, contribuyeron a la investigación. Los interventores también detectaron varios de estos billetes clonados. Guillot ha recordado a la ciudadanía que, si un billete tiene un precio menor al del mercado, es falso.

291 plantas de marihuana

En la operación policial de este martes, los agentes entraron en seis domicilios de Barcelona y uno en Sant Boi de Llobregat. En el interior, la policía encontró material para falsificar los billetes como impresoras, lectores y grabadoras de bandas magnéticas. Los agentes también hallaron tres armas, dos de ellas pistolas y una placa de policía, cuya autenticidad se está comprobando. En una de las viviendas en Sant Boi, encontraron 291 plantas de marihuana, con 6.000 esquejes. Los arrestados pincharon la luz para obtener energía eléctrica para, así, alimentar a las plantas, por lo que los Mossos también les acusan del delito de fraude del fluido eléctrico.