Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres candidaturas optan a dirigir Catalunya en Comú

Elisenda Alamany, doble portavoz del partido y de los comunes en el Parlament, queda fuera de la candidatura consensuada

Elisenda Alamany, portavoz de Catalunya en Comú en el Parlament.
Elisenda Alamany, portavoz de Catalunya en Comú en el Parlament. Europa Press

Catalunya en Comú ha iniciado el calendario para renovar a la dirección de sus órganos al que concurrirán tres candidaturas diferentes. Los inscritos en el partido podrán votar las listas que optarán a dirigir la ejecutiva y el consejo nacional de forma telemática desde el día 29 hasta el 2 de julio. El proceso ha deparado la presentación de tres candidaturas: la de Construïm en Comú, encarnada por el coordinador Xavier Domènech y de la alcaldesa Ada Colau; la de Comuns federalistes, encabezada por el exconcejal de Viladecans, José Luis Atienza y la de Desbordem, liderada por la diputada de En Comú Podem Sònia Farré, procedente del sector anticapitalista de Podem.

La renovación de los órganos de dirección se aprobó en la asamblea fundacional del partido del año pasado y ha estado sembrada de tensas negociaciones entre los diversos partidos que integran la confluencia -Barcelona en Comú, Iniciativa, Esquerra Unida i Alternativa y Podem- durante la confección de la lista Construïm en Comú. Miembros de Barcelona en Comú y de los ecosocialistas mostraron su rechazo al papel relevante de la diputada Elisenda Alamany, doble portavoz del partido y en el Parlament, a la que acusan de tener un perfil independentista, y del peso clave de varios dirigentes independientes. Alamany ha renunciado al papel de portavoz del la formación y se centrará en su tarea en la cámara. El diputado en el Parlament Joan Josep Nuet, de EUiA, y el eurodiputado Ernest Urtasun forman parte de la lista al Consejo Nacional.

La lista de carácter oficialista e impulsada desde las cúpulas reúne al final con equilibrio las diferentes sensibilidades de todas las familias procedentes de los diversos partidos aunque la correlación final de fuerzas se reflejará en la composición de la futura ejecutiva y en la asignación de funciones claves. Construïm en comú describe en su manifiesto que lleva el municipalismo en su ADN y que tiene la voluntad de extender el cambio por todo el territorio. El texto no menciona el procés soberanista a diferencia de las otras dos candidaturas que se posicionan en sentido contrario.

La candidatura de Domènech y Colau no fija en su manifiesto su postura sobre el procés a diferencia de las dos listas rivales

Comuns federalistes parte de la premisa de querer reunir a todas las sensibilidades "no independentistas" y que recuerda que el 1 de octubre no fue una movilización sino una "huida hacia delante" y que la "ambigüedad" en este capítulo fue la responsable de los malos resultados que los comunes cosecharon el 21 de diciembre (el espacio pasó de 11 a ocho diputados). El grupo lamenta que no se haya afrontado aún ese debate ideológico. Entre los miembros de la candidatura figuran el exdiputado de Iniciativa Joan Boada; el catedrático de Ciencia Política, Joan Botella o el ex secretario general de Podem en Barcelona, Marc Bertomeu.

Desbordem es partidaria de la ruptura y de la desobediencia y recuerda que el 1 de octubre tuvo un compromiso activo con la movilización, que dio apoyo al referéndum y después se alineó contra la "represión". El título de la candidatura responde de hecho al primer manifiesto que lanzaron con motivo de las elecciones del 21-D para estimular el "voto rupturista  y desobediente para Catalunya en Comú". El exdiputado de Catalunya Sí que es Pot, Joan Giner, forma parte del colectivo. Todas las listas deberán recibir al menos un 10% de los votos totales para acceder a la ejecutiva.