Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosell alardea ante el juez de convertir a Brasil en “la selección mejor pagada del mundo”

El expresidente del Barça niega que vaya a darse a la fuga: "No me imagino yo cruzando las montañas con una mochila"

Sandro Rosell, en julio de 2014. Ampliar foto
Sandro Rosell, en julio de 2014. AFP

El empresario deportivo y expresidente del Barça Sandro Rosell está tratando de convencer a la Audiencia Nacional de que no se lucró a costa de la selección brasileña de fútbol. Rosell, que permanece en prisión provisional por blanqueo de capitales y organización criminal, insistió en su última declaración, a la que ha accedido EL PAÍS, que su intermediación con la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) solo reportó beneficios a la canarinha. "Le doblamos el dinero. ¿Cómo se van a quejar? Pasaron a ser la selección mejor pagada del mundo".

Rosell lleva más de un año en prisión por haberse apropiado, presuntamente, con 6,5 millones de euros procedentes de la venta de derechos audiovisuales de 24 partidos amistosos de la selección brasileña. Su amigo y socio Ricardo Teixeira, que fue presidente de la CBF, obtuvo presuntamente otros 8,3 millones. La investigación considera que el expresidente del FC Barcelona blanqueó posteriormente ese dinero en Andorra. El pasado mayo, la Confederación Brasileña de Fútbol emitió un comunicado en el que negó que la intermediación de Rosell la haya perjudicado. "El contrato supuso unas condiciones más favorables a nuestros intereses", subrayaba ese certificado.

El empresario, que ha pedido hasta diez veces sin éxito ser puesto en libertad provisional, trató de hacer valer ese documento en su última comparecencia ante la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela. Y reiteró que, pese a lo indicado por la Fiscalía Anticorrupción, no existe riesgo de que se dé a la fuga. "Soy completamente inocente, lo voy a demostrar. Pero en el supuesto caso, no sabría por dónde empezar. No me imagino yo cruzando las montañas con una mochila". Rosell negó que disponga de "un euro" en el extranjero, recordó que su piso, su familia y sus negocios están en Barcelona y lamentó que su padre tenga que hacerse cargo de pagar las nóminas de sus empleados. "Me han bloqueado todo".

En su extensa declaración del pasado 28 de mayo, Rosell repasa sus relaciones con Teixeira y con otros socios y cita, entre otras cosas, un préstamo que recibió de cinco millones de euros. El proyecto iba a servir, inicialmente, para comprar una promoción de viviendas que Andbank iba a poner en marcha en Ordino. El proyecto, finalmente, no salió adelante. Pero Rosell, en lugar de devolver rápidamente el dinero a Teixeira, lo empleó en otros negocios. "Aparecieron otras oportunidades de negocio y las aproveché".

El empresario insistió en que las inversiones en Andorra le eran propuestas por los responsables de Andbank. "Me gustaría que viniera aquí el banco y lo contara todo", dijo en alusión a unos documentos intervenidos en los que se citaban grandes cantidades de dinero como "reintegro en efectivo". Rosell negó que se tratara de retiradas de dinero y afirmó que eran las inversiones que manejaba la entidad financiera.