Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo redobla su apoyo público a Rajoy: “Nunca seré un Judas”

El BNG pide investigar los 2.500 contratos de la Xunta a empresas señaladas por Bárcenas por donar ilegalmente 1,8 millones al PP gallego en 2006

Rajoy y Feijóo, durante la toma de posesión de este último en 2016.
Rajoy y Feijóo, durante la toma de posesión de este último en 2016.

El radio de acción de la bomba que ha caído en el Partido Popular con la sentencia que condena al partido por la trama Gürtel alcanza Galicia y a Alberto Núñez Feijóo, sucesor de Manuel Fraga y presidente de una comunidad en la que esta formación y Alianza Popular han gobernado durante 30 años. El BNG elevará al Parlamento gallego una iniciativa para que el Consello de Contas investigue los 2.500 contratos que la Xunta adjudicó a las 16 empresas que según declaró Luis Bárcenas donaron ilegalmente 1,8 millones al PP gallego en 2006, cuando Feijóo era su máximo responsable. La oposición acusa al presidente gallego, que reconquistó el Gobierno autonómico para el PP en 2009, de ganar las elecciones “dopado con dinero negro”. Él, por su parte, ha redoblado su apoyo público a Mariano Rajoy para intentar espantar las sospechas de que se postula para sucederle y ha defendido que los populares solo deben pedir “disculpas” por lo que se hizo “en determinados ayuntamientos de Madrid”.

La demanda al Consello de Contas, que dependerá de los votos de los populares, se une a las impulsadas por la formación nacionalista, En Marea y PSdeG-PSOE para que Feijóo dé explicaciones en el Parlamento sobre las ramificaciones gallegas del entramado corrupto, después de que Pablo Crespo, exsecretario de Organización del PP de Fraga al que su sucesor mantuvo como consejero de una empresa pública, haya sido condenado a 37 años de prisión.

“La Gürtel nace en Galicia y aparece trufada de relaciones con el PPdeG y con altos cargos de la Xunta, empezando por uno de los cabecillas, Pablo Crespo, a quien Feijóo mantuvo en el consejo de administración de Portos de Galicia y que en 2013 declaraba en un programa televisivo de máxima audiencia que el 65% del dinero de las campañas del PP en Galicia era en negro”, ha subrayado la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, quien recuerda que la empresa Swat, que "figura en los papeles de Bárcenas como donante en B al PP", fue la que diseñó la campaña electoral con la que Feijóo ganó por primera vez las autonómicas.

El PP gallego, sin embargo, no se siente salpicado por la trama corrupta. Feijóo se ha mostrado este lunes partidario de que tras la condena de la Gürtel su partido pida “disculpas a los españoles por lo que se hizo en aquel año 2003 y siguientes en determinados ayuntamientos de Madrid" y ha vuelto a reducir el entramado descrito por la sentencia de esta primera parte del voluminoso sumario a “unos comportamientos abusivos de determinados políticos madrileños de la época". "Yo tuve la suerte de no conocerlos, pero asumo la responsabilidad de ser del PP desde el año 2000", ha alegado.

Sobre Rajoy, Feijóo ha afirmado que es "el político que puede dar más certezas y estabilidad al Gobierno de España” y se ha esforzado en desmentir su interés en liderar un movimiento interno para desbancarle al frente de la derecha española recordando una frase que “improvisó” en el congreso de 2006 en el que sucedió a Manuel Fraga: “Nunca seré un Judas”. "Ese compromiso sigue estando vigente 12 años después", ha remarcado el presidente de la Xunta, quien ha insistido en que ahora es "un político útil para Galicia".

La millonaria inyección de dinero negro en el PP a la que se refiere en concreto el BNG fue detallada en 2006, cuando Feijóo era presidente del partido, en un documento que remitió el antiguo gerente del partido en Galicia, Modesto Fernández, a la dirección del partido en Madrid para justificar los gastos de la última campaña electoral de Fraga en 2005 y que fue validado por Bárcenas ante el juez. En el listado como donantes de los 1,8 millones de euros constan los nombres, entre otras empresas, de Necso, FCC, Teconsa, Egasa, Tojeiro, ACS y Espina y Delfín.

En Marea cree que el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, es "responsable" de la corrupción de su partido porque "calla" y, por lo tanto, "es cómplice". La segunda fuerza en el Parlamento gallego ha anunciado este lunes que llevará a la Cámara la creación de una Fiscalía Anticorrupción en Galicia, que fue ya rechazada por el PP anteriormente. El PSdeG ha insistido en que Feijóo debe comparecer en el pleno para dar explicaciones sobre la trama Gürtel porque forma parte de la cúpula del partido y uno de sus principales condenados, Pablo Crespo, "tuvo cargos públicos de designación directa por el PP hasta 2005". El de Portos de Galicia dependía de la consellería que dirigía entonces el hoy presidente de la Xunta.