Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cooperativa de manteros desfila con su firma de ropa

El museo Marès, escenario de la colección de los ambulantes

Una modelo durante el desfile de la cooperativa de vendedores ambulantes Diomcoop.
Una modelo durante el desfile de la cooperativa de vendedores ambulantes Diomcoop.

El patio del museo Frederic Marès de la capital catalana fue ayer el escenario de excepción del primer desfile de moda de la nueva marca de ropa de la cooperativa Diomcoop integrada por antiguos vendedores ambulantes ilegales.

Quince manteros crearon, a finales de marzo de 2017, la cooperativa gracias al apoyo del Ayuntamiento de Barcelona. Durante meses, los vendedores ambulantes se sometieron a varios procesos de formación y diseñaron su propia colección de ropa: Diambaar, slow fashion, pure life.

Paralelamente, otros manteros —estos constituidos alrededor del autoproclamado Sindicato Mantero— se organizaban y crearon su propia firma de ropa: Top Manta. El sindicato hizo el primer desfile de su marca a principios de abril en una antigua nave industrial de Poblenou. Ayer tuvo lugar el desfile de Diomcoop. Al acto acudieron diferentes representantes del Consistorio además de la agencia de desarrollo económico, Barcelona Activa, que fue una de las impulsoras de Diomcoop.