Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La defensa del líder de los Miguelianos denuncia fraude en la investigación y pide la nulidad

El abogado del acusado Miguel Rosendo dice que la investigación se basa en “argumentos novelescos con tintes policíacos” por lo que exige su inmediata excarcelación

Miguel Rosendo, tras su detención en Collado-Villalba (Madrid).
Miguel Rosendo, tras su detención en Collado-Villalba (Madrid).

Familiares y seguidores de Miguel Rosendo, el fundador de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel defenestrada por la Iglesia en 2014 y acusado por la Fiscalía de Pontevedra de 21 delitos (contra la libertad sexual, integridad moral y asociación ilícita) por los que se enfrenta a una condena de 66 años de prisión, han vuelto a cerrar filas en torno a su líder espiritual. En la segunda rueda de prensa convocada para defender la actuación de Rosendo, su abogado Marcos García Montes anunció que pedirá la nulidad del proceso judicial, alegando presunto fraude en la investigación, por lo que exigirá la inmediata excarcelación de su cliente.

García Montes, flanqueado por acólitos de Rosendo, algunos acusados de asociación ilícita como miembros de la extinta orden, anunció este miércoles en Madrid que ha presentado ante la Audiencia de Pontevedra sendos informes de un equipo de psicólogos y detectives que demuestra fraude en la investigación. García-Montes defendió que en base a estos escritos todo el procedimiento se considera nulo, así como el escrito de acusación del fiscal que desgrana en 32 folios el presunto comportamiento criminal de Miguel Rosendo y el devenir de su asociación conocida como los Miguelianos, incluso antes de que fuera aprobada por la Iglesia en 2004.

Además de demostrar un fraude en la investigación que dio inicio al procedimiento judicial, Marcos García-Montes, ha subrayado que una de las conclusiones a las que llegan los detectives contratados por la defensa de Rosendo es que la investigación judicial contiene un "argumento novelesco más que indagatorio, con tintes policíacos y "elementos muy sospechosos" que, en su opinión, tumban todo el proceso.

El letrado madrileño cargó contra el sacerdote nombrado por el Obispado de Tui-Vigo para realizar el informe preliminar sobre la actuación de Miguel Rosendo y los hechos presuntamente delictivos que ocurrían en la denominada “casa madre” o convento de los Miguelianos en Santa María de Oia que sirvieron de base para iniciar diligencias judiciales en un juzgado de Tui.

"En definitiva, este procedimiento se pone en marcha en base a un informe y a la personación como denunciante de un sacerdote en quien tenemos que estimar que hay motivos espurios y de venganza", ha afirmado García-Montes. Los informes aludidos recogen los testimonios de algunas monjas o consagradas de la Orden que acusaron al sacerdote y capellán de la prisión de A Lama, que era el asistente eclesiástico de la Orden, Isaac de Vega, de estar detrás de las acusaciones contra Miguel Rosendo.

La defensa ha presentado ante la Audiencia otro estudio realizado por los psicólogos Iñaki Piñuel y María Teresa Martínez acerca de los supuestos daños psicológicos derivados de la actuación manipuladora del acusado. En base también al testimonio de prestado por cuatro monjas de la congregación, ambos expertos concluyen que hubo el "abuso de superioridad" y "maltrato psicológico" pero no por parte de Miguel Rosendo, sino del asistente eclesiástico.

Según el estudio de Piñuel, estas mujeres presentan un cuadro de estrés postraumático como resultado de un "maltrato psicológico y verbal” del que supuestamente es responsable Isaac de Vega. "Este cuadro es característico en supervivientes de actos de guerra, secuestros, catástrofes naturales, y habitual en situaciones de acoso psicológico en las relaciones en ámbito de la pareja, laboral o en organizaciones religiosas", ha explicado Piñuel.