Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pablo Casado entrará en la ejecutiva del PP de Madrid

Pío García Escudero anuncia que "va a contar" con él en la nueva dirección del partido impuesta por Génova tras la salida de Cifuentes

Pablo Casado, vicesecretario de comunicación del PP. ATLAS-QUALITY

Pío García Escudero, nombrado por Mariano Rajoy presidente del PP de Madrid tras la salida de Cristina Cifuentes, ha anunciado que va a contar con Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación, para formar parte de la dirección del PP en Madrid, "porque es uno de los puntales del partido popular de Madrid". Ha realizado estas declaraciones en los pasillos de la Asamblea de Madrid tras asistir a la primera parte del pleno de investidura de Ángel Garrido y en respuesta a una pregunta sobre si las informaciones que están apareciendo sobre un supuesto trato a favor para aprobar la carrera de Derecho le invalidarían para ocupar un puesto semejante. "Me gustaría que este asunto que está bastante enmarañado se aclarara cuanto antes y para bien", ha puntualizado García Escudero. 

Además, Casado se enfrenta a la investigación abierta por la juez que instruye el caso Cifuentes, Carmen Rodríguez-Medel, que ha abierto una pieza separada para esclarecer las dudas en torno al máster de Casado, que cursó el mismo posgrado que la expresidenta madrileña pero antes. A raíz de las informaciones publicadas por EL PAÍS, Casado admitió que hizo el máster sin ir a clase y que solo cursó cuatro de las 22 asignaturas gracias a las convalidaciones, que además aprobó mediante trabajos.

El directivo popular y presidente del Senado, tiene plenos poderes sobre el partido regional tras su nombramiento como presidente del PP autonómico por el Comité Ejecutivo Nacional, y debe decidir quien forma parte de esta nueva etapa en la directiva regional. Fuentes de la dirección nacional han mostrado su interés porque García Escudero amplíe el amplíe el número de integrantes de los órganos directivos para así renovar las estructuras de la formación.