Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garrido anuncia deducciones fiscales para padres que contraten cuidadores

El presidente en funciones avanza en su discurso de investidura que creará una consejería de Justicia, hasta ahora dependiente de Presidencia

Garrido, durante su discurso de investidura en la Asamblea de Madrid. En vídeo, Garrido elogia a Cristina Cifuentes.

Ángel Garrido, presidente en funciones tras la dimisión de Cristina Cifuentes, ha dedicado buena parte de su discurso de investidura en la Asamblea de Madrid a defender la gestión del PP al frente de la Comunidad con el añadido de nuevos compromisos que su antecesora en el cargo no había adquirido: uno de los más destacados es una nueva deducción en el tramo autonómico del IRPF para padres y madres trabajadores del 20% en la cuota de cotización a la Seguridad Social por la contratación de un cuidador de sus hijos de hasta 3 años.

El máximo, añadió Garrido, será de 400 euros por familia, siempre que los hijos no hayan accedido a una escuela infantil financiada con fondos públicos. En cuanto a la creación de empleo, que "seguirá siendo el primer objetivo" de su mandato, el candidato a la Presidencia regional ha informado sobre un nuevo paquete de incentivos a la contratación que podrán sumar 10.000 euros.

Durante la hora y media que ha dedicado a exponer sus planes para lo que queda de legislatura,  Garrido también ha anunciado que creará una consejería que se dedicará exclusivamente a Justicia para dotarla "de más medios". Hasta ahora, el área estaba agrupada con la Presidencia y la Portavocía del Gobierno, cartera de la que él ha sido responsable durante el mandato de Cifuentes.

En un discurso en el que ha primado el continuismo respecto a la etapa anterior, Garrido ha reivindicado el "derecho a gobernar del PP desde la legitimidad de haber sido la lista más votada" durante un pleno en el que ha desgranado las líneas que seguirá su Gobierno. Y a pesar de que nunca esperó "protagonizar" una sesión semejante, ha indicado que no rehuirá "la responsabilidad" ante los madrileños y su partido. Ha abogado por una continuidad porque Madrid necesita "estabilidad, experiencia" y no se puede permitir "ni experimentos, ni paréntesis, giros bruscos o experiencias radicales".

Hasta los últimos párrafos de su discurso, Garrido no ha mencionado a Cifuentes, a la que ha recordado "con el respeto que merece como persona y como presidenta de esta Comunidad". El próximo presidente regional ha añadido que "ha sido una profesional entregada al servicio público, que en estos años ha gobernado con dedicación y acierto, en unas circunstancias muy difíciles". El PP se encuentra en esta difícil situación, después de que Cifuentes dimitiera el pasado 25 de abril arrastrada por las irregularidades del posgrado que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y por un vídeo tras el supuesto hurto de dos botes de crema cosmética en un supermercado.

Garrido ha agradecido a Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos en el Parlamento regional, el apoyo a su investidura, sin el que sería imposible que saliera adelante. "Siempre he creído que la gratitud debe ser una actitud presente en la conducta de las personas, y yo no estaría a la altura de esa convicción si no le dedicara esta mención", ha indicado al dirigente regional de Ciudadanos. Al mismo tiempo, ha tendido "la mano" al resto de los grupos políticos de la Asamblea, y ha reivindicado las señas de identidad del centro reformista.

El pleno de investidura se desarrolla en dos sesiones. Hoy solo ha intervenido Garrido y mañana, a partir de las 10.00, tendrá lugar un debate con el resto de los portavoces de los grupos parlamentarios (PSOE, Podemos y Ciudadanos), que finalizará con la votación en la que el PP necesita la mayoría absoluta de la Cámara. Las previsiones apuntan a Garrido como ganador con el apoyo de Ciudadanos, que se ha negado a aceptar la propuesta del PSOE y de Podemos solicitando su abstención. Cifuentes también fue investida gracias al soporte de la formación de Albert Rivera, al no haber logrado el PP la mayoría absoluta en las elecciones. El bloque PP-Ciudadanos suma 65 votos, mientras que el del PSOE-Podemos se queda en 64.

En la tribuna ha atendido las explicaciones de Garrido por parte de la dirección nacional Fernando Martínez-Maíllo, coordinador nacional. Maíllo ha disculpado antes de entrar en el pleno la no asistencia de Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación, debido a que, aunque no sabe "porqué viene o no vine, está atendiendo a los medios de comunicación", en referencia a las informaciones aparecidas sobre la obtención de su licenciatura de Derecho. Maíllo ha asegurado también que el partido está muy unido y que los problemas a los que se está enfrentando proceden de "fuego enemigo no amigo", "no hay nada sobre Pablo Casado y va a salir reforzado".

Garrido tiene un año por delante hasta las próximas elecciones regional para levantar unas encuestas muy desfavorables que apuntan al hundimiento del PP.  La encuesta realizada por Metroscopia para EL PAÍS justo antes de la dimisión de Cifuentes da una estimación de voto para su partido del 17,7 %, la mitad de lo logrado en las elecciones autonómicas de 2015. Según el sondeo, Ciudadano arrasaría con el 32,9% y se convertiría en la primera fuerza política con 48 de los 129 escaños en liza, los mismos que logró el PP en los comicios anteriores. 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram