Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aplazado el desahucio de la familia de Peironcely, 10

El lanzamiento de los cinco miembros estaba previsto para este martes. Salva Peironcely 10 pide a Ayuntamiento y Comunidad que se ocupen de ellos

David y Ljubica,  vecinos de la histórica casa que fotografió Robert Capa bajo amenaza de desahucio.
David y Ljubica, vecinos de la histórica casa que fotografió Robert Capa bajo amenaza de desahucio.

David Sánchez, Ljubica Merzán y sus tres hijas de dos, seis y 18 años no serán desahuciados por ahora de la icónica casa que fotografió Robert Capa en Vallecas durante la Guerra Civil. La familia, sin ingresos desde hace un año, había recibido una orden de lanzamiento —que debía ejecutarse este martes— para abandonar la infravivienda de 21 metros por no abonar el alquiler, de 350 euros. Sin embargo, los abogados que colaboran con la cercana parroquia San Carlos Borromeo presentaron este lunes una apelación de urgencia ante el juzgado de primera instancia número 101 de Madrid para lograr la paralización del desahucio. Esta medida se ha logrado, según confirman fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

“La demanda de oposición se basa en que el procedimiento de arbitraje por el que se resuelve el contrato de alquiler no se ha realizado con todas las garantías, por lo que entendemos que la rescisión de contrato es nula de pleno derecho”, explica la abogada Patricia Fernández. Por ahora, el desahucio se ha paralizado sine die, pero podría volver a activarse más adelante.

La plataforma Salva Peironcely 10 -que reúne a 22 entidades culturales y pacifistas de Estados Unidos, Francia, Portugal, Alemania y España y más de 30 personajes del mundo de la cultura- ha instado este lunes al Ayuntamiento y a la Comunidad “a atender las necesidades urgentes de todos los vecinos de la casa inmortalizada por Capa, pues la familia Sánchez Merzán no es la única. Y reitera su solicitud al dueño del edificio para que paralice el desahucio ahora retrasado”.

En un comunicado, la asociación ha manifestado "que este aplazamiento abre la posibilidad a lograr un entendimiento entre todas las partes implicadas con el fin de solucionar la difícil situación de la familia Sánchez Merzán y no poner en riesgo el futuro de sus tres hijas". Además, han ofrecido su disposición "a mediar entre el Ayuntamiento y el propietario con el fin de lograr que el proyecto social y cultural que el consistorio hizo suyo en el pleno del día 20 de julio del año pasado, anunciando la expropiación del edificio y su conversión en uso cultural, llegue a buen fin para todos, en especial para sus actuales inquilinos".

Por su parte, la concejal del PSOE Mar Espinar, que lleva denunciando la situación desde el inicio, ha explicado que con esta decisión "hemos ganado tiempo pero la situación no esta solucionada". Para la socialista, "el Gobierno municipal no debe relajarse y debe ejercer sus competencias, presionar a la Comunidad de Madrid para que resuelva esta situación y ofrecer soluciones dignas para la familia".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información