Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reunión de fieles de Jordi Pujol

Un colectivo de amigos del exlíder de Convergència congregan a 300 personas

En vídeo, imágenes de Jordi Pujol entrando al acto-homenaje a su figura.

El colectivo Amics de Jordi Pujol reunió ayer en Barcelona a unas 300 personas para rendir homenaje al expresident. El acto fue una elegía del legado de Pujol y una suerte de reunión de antiguos referentes de la sociedad civil pujolista.

El auditorio de la institución cultural CIC recibió al exlíder de CDC con una ovación de tres minutos y con las palabras de Carles Duarte, director general del CIC y exsecretario general de la Presidencia en el último gobierno de Pujol. El lugar elegido para el acontecimiento tenía un significado especial debido a la estrecha vinculación de las familias fundadoras del CIC con Pujol. El presidente del CIC y exconsejero de la Presidencia, Joaquim Triadú, excusó su ausencia pero escribió unas palabras, que leyó Duarte, y en las que comparaba a los represaliados por el franquismo con los líderes independentistas actualmente en prisión provisional. El expresidente Artur Mas también escribió unas breves líneas leídas por Duarte en las que expresó que está al lado de Pujol “en estos momentos difíciles”. Pujol tomó la palabra al final del acto para explicar que su legado es una obra coral y que este legado, parafraseando a Manuel de Pedrolo, "deja un camino de huellas en el desierto, entre oasis y oasis".

Amics de Jordi Pujol está formada por personalidades como Duarte, el filólogo Jordi Manent o el exjefe de prensa de Pujol Jesús Conte. En primera fila estaban sus hijos Josep, Pere, Oleguer y Mireia Pujol, además de su mujer Marta Ferrusola. El presidente de l’Ateneu Barcelonès, Jordi Cassasas, y la exconsejera de Educación Carme Laura-Gil, fueron dos de las personas que tomaron la palabra para recordar la obra de Pujol. Entre el público destacaban viejas glorias del pujolismo como el exalcalde de Barcelona Xavier Trias, los democristianos Núria de Gispert y Joan Rigol, los exconsejeros Lluís Recoder i Pere Macias, el historiador Jaume Sobrequés, el empresario Carles Vilarrubí o el mecenas Antoni Vila-Casas, entre otros miembros de sus gobiernos y de su círculo de confianza. Al margen de Trias, el único político en activo y de peso presente era el líder del PDeCAT en el Congreso, Carles Campuzano

El acto fue organizado bajo el título “Reconocimiento a Jordi Pujol: Las raíces de una lucha, su obra política”. Es la primera de las iniciativas que Amics de Jordi Pujol convoca desde 2009. Las jornadas laudatorias de Pujol también recibieron la colaboración de tres instituciones de nombre patriótico llamadas Tagamanent-Construir Catalunya, Asociació Conèixer Catalunya y la entidad Comte Guifré. Tras la confesión en 2014 de que escondió parte de su patrimonio en Andorra, Pujol pasó por unos años de ostracismo para ir poco a poco participando de nuevo en la vida pública. El expresident intervendrá el 30 de mayo en el Ateneu Barcelonès en un diálogo sobre la lengua catalana con la exconsejera Irene Rigau.

El acontecimiento también contó con los discursos de la exdirigente de Unió Guiomar Amell, del historiador Josep Maria Roig Rosich o del presidente de la fundación de la patronal Pimec Joaquim Llimona, entre otros. Roig Rosich destacó que tendría lógica que Pujol escondiera parte de su fortuna en el extranjero, habida cuenta del destino trágico que sufren los presidentes de la Generalitat desde Lluís Companys en manos de la represión española, según el relato de Roig Rosich.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >