Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 322 trabajadores de la EMT afectados estuvieron respirando el amianto al menos tres días

El informe del inspector de trabajo recogía que habían estado expuestos durante

10 meses "por un error mecanógrafico"

La cocheras de la EMT en el distrito de Fuencarral.
La cocheras de la EMT en el distrito de Fuencarral.

322 trabajadores de la EMT, tanto habituales como puntuales, están afectados por haber respirado, al menos, durante tres días amianto en las obras de mejora de las cocheras de la empresa municipal en el distrito de Fuencarral. No respiraron el amianto durante 10 meses, como publicó El PAÍS según reflejaba expresamente el informe del inspector de trabajo. "Fue un error mecanográfico. Fueron, al menos, tres días", ha admitido hoy este experto del ministerio que, no obstante, se reafirma en todas sus conclusiones: el número de afectados y la sanción que se impondrá a la contratista de las obras.

Ayer EL PAÍS adelantaba que la Inspección de Trabajo había multado a la empresa concesionaria que estaba a cargo de las obras que la EMT había encargado para sus cocheras, la empresa Elecnor. Esta modificó el plan de actuación sobre la marcha y taladró las cubiertas sin proveer de protección a los trabajadores, lo que provocó que los empleados respirasen las particulas de amianto.

Miguel Ángel Pérez, responsable de prevención del sindicato de Comisiones Obreras, informa que fue en noviembre cuando tuvieron conocimiento de que en las cocheras de la EMT se estaba agujereando la cubierta. La llamada de un trabajador de la nave sur, alertó de que se estaban cortando con radiales la cubierta de amianto y a los trabajadores que estaban bajo la misma les estaba cayendo polvo encima.

Tras poner en conocimiento de la Inspección de Trabajo y de recursos humanos lo sucedido, se paralizaron las obras. Las medidas que se elaboraron en el ambiente dieron negativo a la presencia de amianto, pero los análisis en los sedimentos (o en el polvo) en ambas naves dieron positivo en varios puntos. En la nave norte, en tres lugares distintos. Y en la nave sur, en cuatro sitios.

En total, 322 trabajadores de la EMT y de la contrata estuvieron expuestos a las fibras. En la nave norte los trabajos habían empezado en septiembre. En la nave sur, en noviembre.

La Inspección de Trabajo califica la infracción de “muy grave” y ha impuesto una multa a la empresa concesionaria, que está elaborando “un análisis exhaustivo de las causas” y que presentarán alegaciones a la multa, de la que no quisieron revelar su cuantía. Trabajo tampoco desvela el importe.

La empresa penalizada decidió sobre la marcha cambiar el plan de actuación aprobado y acabó perforando sin permiso el amianto, lo que desprendió citadas fibras cancerígenas que fueron inhaladas por los trabajadores. Por ahora no se han detectado estas partículas en ninguno de 322 afectados, que fueron sometidos a pruebas neumológicas y de rayos X. Con posterioridad, se hará un seguimiento de todos los afectados para determinar si ambos análisis marcan diferencias.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram