Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un instituto de Barcelona suspende una jornada por protestas enfrentadas sobre el debate soberanista

El IES Joan Boscà cancela su jornada de puertas abiertas tras la convocatoria de dos concentraciones opuestas a las puertas del centro

Estudiantes manifestándose en el rectorado de la UB en favor del referéndum
Estudiantes manifestándose en el rectorado de la UB en favor del referéndum

El Instituto Joan Boscà de Barcelona ha decidido cancelar este lunes su jornada de puertas abiertas para el Bachillerato, que se debía celebrar esta tarde, tras convocarse frente el centro, a la misma hora, dos manifestaciones contrarias en el debate soberanista que vive Cataluña.

La suspensión de esta jornada se ha precipitado, según un comunicado del instituto a través de Twitter, "a raíz de las diversas informaciones que se están difundiendo estos últimos días, especialmente por las redes" sociales. "Después de valorar todas las opciones y para velar por el buen funcionamiento de la jornada de puertas abiertas para el Bachillerato, se ha tomado la determinación de suspender esta reunión informativa", ha anunciado el centro.

Los hechos comenzaron cuando la asociación Profesores por el Bilingüismo llamó, a través de las redes sociales, a acudir al centro el mismo día de las puertas abiertas para concentrarse bajo el lema "No al adoctrinamiento escolar".

Al difundirse esta convocatoria, no obstante, un grupo de alumnos del centro, exalumnos y entidades del barrio agrupados bajo un autodenominado Frente de Defensa del Joan Boscà, juntamente con los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR), convocaron una concentración a las 17.00 horas el mismo día.

Frente a estas informaciones, el centro ha optado hoy por cancelar la jornada de puertas abiertas, tras valorar las opciones con la Gerencia del Consorcio de Educación. El centro sustituirá la jornada por visitas concertadas.

Con todo, pese a la cancelación de las puertas abiertas, ambas concentraciones se han celebrado frente al centro escolar. Según han informado los Mossos d'Esquadra, un grupo de agentes se han desplazado al instituto para separar ambas concentraciones, cuyos integrantes han intercambiado insultos a través de la línea que ha establecido la policía.

En su escrito, la dirección del centro ha lamentado que "el debate político se quiera trasladar a los centros educativos, donde nunca ha habido problemas de convivencia".