Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau alerta a los acampados de plaza Catalunya que deben desalojarla antes de Sant Jordi

Los sin techo barajan trasladar su reivindicación al parque cercano al Hospital del Mar en la Barceloneta

El espacio ajardinado de la plaza Catalunya donde habían acampado las personas sin techo.
El espacio ajardinado de la plaza Catalunya donde habían acampado las personas sin techo.

Las dos acampadas de plaza Catalunya en Barcelona – una reivindicando la investidura de Carles Puigdemont y otra en defensa de las personas sin hogar – han recibido esta mañana el primer aviso del Ayuntamiento de Barcelona para que desalojen el lugar antes del 23 de abril, día de Sant Jordi. El gobierno de Ada Colau afirmó a principios de semana que no ordenará a la Guardia Urbana desalojar a los acampados. Los sin techo acampados barajan la posibilidad de trasladarse a la plaza que hay cerca del Hospital del Mar, en la Barceloneta. 

Desde el Consistorio se apuntó a los Mossos d’Esquadra como el cuerpo policial competente para realizar esas acciones. Pese a ello, equipos de limpieza acompañados por el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales del Ayuntamiento de Barcelona y la Guardia Urbana han realizado esta mañana trabajos de “limpieza y salubridad en la zona”.

Un portavoz del Consistorio ha asegurado esta mañana que se han realizado acciones “para preservar el correcto estado de mantenimiento del espacio público y garantizar su uso ciudadano”. Los equipos municipales informaron días antes a los acampados de que se realizarían estos trabajos, ya que “en los próximos días coincidirán en este espacio actividades de gran concentración ciudadana, como una carrera popular el domingo o las actividades de Sant Jordi”.

Las reivindicaciones de los sin techo

Jordi Barragán es uno de los sin techo acampados. “Desde que salí de las monjas con 17 años llevo toda mi vida en la calle”, explica. Barragán tiene 27 años y asegura que la concentración de personas sin hogar llega al medio centenar. “No ha sido un desalojo, solo nos han dicho que nos quitáramos de la zona de hierba y nos han avisado de que hay actividades de ciudad que se llevarán a cabo en esta zona”, asegura Barragán, que admite que todos los acampados se conocen “sobre todo de la Parroquia de Santa Anna y de albergues”.

Miki, de 31 años, es una de las primeras personas que el 8 de febrero acampó en la plaza. Explica que agentes de la Guardia Urbana le han despertado a las 7.30 y le ha instado a abandonar las zonas ajardinadas e instalarse en el área asfaltada de la glorieta. Uno de los agentes del dispositivo le señalaba a Miki esta mañana que no interferían en el "derecho a concentración".

Las personas sin techo acampadas en la plaza Catalunya registraron este miércoles en el Ayuntamiento de Barcelona un documento donde denuncian “la situación de vulnerabilidad y desprotección de las personas sin hogar” y el incumplimiento de derechos fundamentales, dicen, como el de trabajo, protección de la salud o el acceso a una vivienda.

Miki cree que el dispositivo de limpieza responde a un intento de “presionar, incomodar e intimidar” a las personas acampadas para que abandonen el lugar. “Si la mierda está dispersa no pasa nada, pero a la gente no le gusta cuando la mierda se junta”, critica Luis que, al igual que Miki.

Luis, sin embargo, sí que aprueba la limpieza y el traslado de las tiendas a otra zona de la plaza. “Lo deberían haber hecho antes”, dice. “Tengo el derecho de venir aquí y prefiero estar en este sitio que en otra parte solo”, reivindica este hombre, que hace tres años trabajaba a escasos metros donde ahora duerme, en un conocido centro comercial.

La acampada independentista

Los miembros de la acampada independentista aseguran que también revisan sus tiendas. “Espero que antes de Sant Jordi tengamos ya president y nos vayamos de aquí, ironiza una de las acampadas.

Desde el Ayuntamiento se mantiene que sigue la “voluntad de seguir la mediación y el contacto permanente con las personas que están llevando a cabo sus reivindicaciones para atender especialmente a las personas vulnerables y mantener la información sobre los recursos municipales que tienen a su disposición”.

Más información