Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La PAH defiende a unos ocupas frente a un fondo buitre

Los propietarios del inmueble denuncian a los vecinos para que abandones el edificio

Eva García, en el interior de su vivienda.
Eva García, en el interior de su vivienda.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Barcelona exigió el jueves la retirada de las demandas de desahucios presentadas por un fondo buitre contra seis familias alojadas en un inmueble, mayoritariamente ocupado, en el número 477 de la calle Aragó.

El edificio es propiedad de un fondo de inversión pero a la vez es un símbolo de resistencia. A principios de julio la PAH ocupó seis pisos en la finca —que tiene 28 pisos— para dar vivienda a familias vulnerables, en tres de los pisos viven familias que tienen un contrato de renta antigua y en otros dos familias con contratos de alquiler que están a punto de caducar.

La empresa propietaria del edificio llegó a solicitar 25 permisos de obras menores para remodelar el bloque. El Consistorio, después de las denuncias de los vecinos, llegó a la conclusión de que la sociedad evitó pedir una licencia de obras mayores para esquivar la obligación legal de realojar a los afectados.El Ayuntamiento, el pasado diciembre, tuvo claro que el objetivo era expulsar a los vecinos y paralizó las obras.

Una portavoz de la PAH, Lucía Delgado, denunció el jueves que la empresa propietaria ha continuado con “mobing inmobiliario amenazando, presionado e incluso perseguido a vecinos para intentar expulsarlos de su pisos”. Según los vecinos, abogados de la empresa llegaron a ofrecer dinero para que abandonaran los pisos.

Delgado explicó que las obras familias que ocuparon las viviendas se enfrentan a una demanda interpuesta por la empresa, en la que exigenque las familias indemnicen al fondo buitre con 177.395,40 euros por los perjuicios ocasionados.