Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pepe contra la flota de Cuba

Familiares del almirante Cervera que da nombre a la calle que pasará a llamarse Rubianes deploran el cambio

Un cartell ja anuncia el nou nom del carrer.
Un cartell ja anuncia el nou nom del carrer.

Seguro que Pepe Rubianes, en el Más Allá, espera ansioso que el 15 de abril la calle en la que vivía, la del Almirall Cervera, en la Barceloneta, pase a llevar su nombre, tal como prometió el Ayuntamiento hace años. No tanto los descendientes del almirante gaditano Pascual Cervera y Topete (1839-1909), el famoso protagonista de la pérdida de la flota española en Cuba en el 98, que verán como su apellido desaparece del callejero barcelonés.

Para Guillermo Cervera Calonje, tataranieto del almirante y conocido fotoperiodista y fotógrafo de guerra, que tiene vivienda en Barcelona, la decisión de cambiar el nombre de la calle es, sin ambages, “una cagada”. Y añade: “Los catalanes podrían incluso reivindicar a mi ancestro porque España le dio literalmente por el culo, haciéndolo responsable de la pérdida de la flota cuando lo que hacía era cumplir órdenes del Gobierno. Estuvieron a punto de enviarlo a la cárcel. No tiene sentido que alguien lo vea ahora como un símbolo español, hay que joderse”.

Guillermo Cervera, al que le parece “una estupidez” el cambio, se encuentra actualmente inaugurando una exposición fotográfica en la galería Anastasia Photo de Nueva York. Precisamente acaba de estar buceando entre los pecios de la flota de Cuba hundida en la bahía de Santiago el 3 de julio de 1898 a fin de fotografiar los barcos hundidos para hacer un reportaje.

Guillermo Cervera Calonje, tataranieto del almirante. ampliar foto
Guillermo Cervera Calonje, tataranieto del almirante.

Por su parte, Guillermo Cervera Govantes, bisnieto del almirante Cervera, se ha quejado, en una carta al diario ABC este martes, de que arrebatar su apellido a la calle supone “un serio agravio a la memoria” de su familia “por la forma empleada y los insultantes valores enquistados en la persona del llamado a sustituirle”.

Pepe Rubianes, fallecido el 1 de marzo de 2009, a menudo habla virtualmente desde el Más Allá a través de los denominados sus viudas, un colectivo de artistas y amigos que velan por la dignidad del actor. Joan Lluís Bozzo, director de Dagoll Dagom, portavoz del grupo, ha comentado que Rubianes se tomaría los comentarios de los Cervera con buen humor: “Les diría que se lo tomaran con deportividad. Unas veces se gana y otras se pierde. Su antepasado ha tenido una calle en Barcelona 70 años y ahora le toca a él”, ha comentado Bozzo, en tono de broma.

Todas las vías públicas de Barcelona son susceptibles de cambiar de nombre. Cualquier ciudadano puede proponer que una nueva denominación. Será la ponencia del nomenclátor del Ayuntamento la que estudie la propuesta y decida si está justificada o no.

Como Pepe Rubianes vivía en la calle del Almirall Cervera, el entorno del artista propuso que esa fuera la vía que llevara su nombre. Que sea la de alguien con principios tan lejanos a los del actor es “pura casualidad”, en palabras de Bozzo.

Más información