Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un recorrido por los teatros de Barcelona de ayer y hoy

Barcelona rememora su pasado en el Día Mundial del Teatro

Ruta por teatros y antiguas salas de la ciudad con motivo del Día Mundial del Teatro.
Ruta por teatros y antiguas salas de la ciudad con motivo del Día Mundial del Teatro.

Como todos los años, desde 1961, ayer se celebró el Día Mundial del Teatro. Muchos teatros abrieron sus puertas para ofrecer visitas guiadas por sus espacios secretos, que a menudo quedan ocultos a ojos del público. La gente pudo curiosear tras las escenas y saber cómo funciona un teatro por dentro.

La jornada incluyó actos reivindicativos organizados por la Asociación de Actores y Directores Profesionales de Cataluña y, por tercer año consecutivo, se organizó un recorrido en autobús por las que han sido las principales arterias culturales de la ciudad. El actor David Anguera fue el encargado de hacer de guía turístico por la Barcelona teatral, donde los asistentes pudieron revivir más de cuatro siglos de historia lúdica, incluyendo históricas anécdotas, como la rivalidad que existió entre los “cruzados” —los asistentes al antiguo teatro de la Santa Creu, el primero de la ciudad— y los “liceístas”, partidarios del Liceu.

“La avenida Paral.lel era el Broadway, se respiraba cultura”, explicó Anguera. También contó la razón por la cual El Molino, pese a ser originariamente bautizado como Petit Moulin Rouge, tuvo que cambiar de nombre por connotaciones políticas de la época.

La Rambla, el paseo de Gràcia, la avenida Paral.lel y hasta la misma Plaza de Catalunya fueron los centro teatrales de la ciudad. Muchos teatros desaparecieron, algunos se reconvirtieron en cines a principios del siglo XX, pero el teatro sigue hoy más vivo que nunca en Barcelona.

Más información