Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Totem’ explora lo que une a humanos y animales

El esperado encuentro entre Robert Lepage y el Cirque du Soleil llega a Barcelona con su mezcla de proezas acrobáticas y teatro

Un momento de Totem, el espectáculo de Cirque du Soleil que llega a Barcelona.
Un momento de Totem, el espectáculo de Cirque du Soleil que llega a Barcelona.

Muchos fueron los que se relamieron cuando se supo que el internacionalmente reconocido Cirque du Soleil había fichado para poner en pie uno de sus espectáculos itinerantes al mismísimo Robert Lepage. El director de escena canadiense está considerado como el gran mago que había llevado a los escenarios la más sofisticada y ultimísima tecnología, sin renunciar a esa fuerza poética que proporciona lo artesanal y de la que siempre ha estado impregnado el teatro.

El resultado es Totem, montaje que lleva recorriendo diferentes ciudades desde su estreno en 2010 y que permanecerá en Barcelona desde el viernes 23 de marzo y hasta el 20 de mayo, de manera improrrogable, ya que tiene que continuar con la gira, que le llevará a Málaga (1 junio) y a Alicante (20 de julio).

Esta es la segunda colaboración de Lepage con Cirque du Soleil, pero para ver la primera, llamada KÀ, hay que desplazarse a Las Vegas, donde se representa de forma permanente desde 2004.

El Cirque du Soleil, que estrena nuevo emplazamiento para su Gran Carpa Blanca, en el Districte Cultural de L'Hospitalet (en la confluencia de la Travesía Industrial, junto al Estadi Municipal), celebra este año el veinte aniversario de actuaciones en Barcelona y Madrid, donde llegó con su inolvidable espectáculo Alegria.

Hace justo dos décadas que unos profesionales aparecieron por Madrid y Barcelona empeñados en dar a conocer a una compañía de la que nadie sabía nada en ambas ciudades. Hasta ahí todo normal. Lo que era insólito es que lo hicieran con bastantes meses de antelación, que se tratara de un circo, que los encargados de dar a conocer al grupo fueran expertos internacionales en marketing, que que todo estuviera calculado milimétricamente. Se trataba del Cirque du Soleil (nada que ver con el prestigiadísimo Théâtre du Soleil de Mnouchkine que arrasaba en Europa), que consiguió en tiempo récord fama, prestigio y un gran número de fieles seguidores que no se han perdido sus propuestas en las trece visitas que, desde entonces, han realizado a Barcelona con ocho espectáculos de carpa y cinco con producciones de pabellón.

Diez años antes de esa visita el Cirque du Soleil sólo era un sueño de un pequeño grupo de artistas callejeros, pero la familia creció y el sueño se ha convertido en una compañía internacional que ha creado 35 grandes espectáculos, 20 de los cuales están todavía representándose. Más de 150 millones de espectadores de más de 400 ciudades de los seis continentes han visto algún espectáculo de Cirque du Soleil que en la actualidad emplea a más de 4.000 trabajadores.

Totem, sin ir más lejos, ya se ha visto ya por más de 4,8 millones de personas, desde su estreno mundial en Montreal en 2010. Un espectáculo que invita al público a un viaje fascinante y acrobático a los orígenes de la humanidad, desde su original forma de anfibio hasta su deseo último de volar. "Totem explora aquello que une a los seres humanos a otras especies, sus sueños y su potencial infinito", dice Lepage, quien considera que como los circos modernos ya no tienen animales, él pretendía volver a poner a la gente en contacto con ellos a través de los cuerpos de los acróbatas; "Ellos pueden generar la misma energía que los animales", explica Lepage quien ha convertido a los artistas en sapos, monos y mariposas, entre otra fauna. Lepage, como los componente del Cirque du Soleil también proviene con su grupo canadiense Exmachina de un puñado de artistas que querían crear un teatro muy visual y físico: "Muy parecido al catalán, de hecho me siento muy identificado con grupos como La Fura dels Baus o Comediants".

De luto

Totem llega a Barcelona precedido de numerosos e importantes premios y de críticas y comentarios excepcionales. Pero también lo hace en un momento que la compañía está de luto ya que el pasado domingo falleció en plena actuación del espectáculo Volta, en Florida, el acróbata francés Yann Arnaud, de 38 años, que llevaba tres lustros en la compañía, donde era especialmente querido.

Con un elenco formado por 46 artistas, actores, músicos y cantantes, Totem reúne una amplia selección de espectaculares proezas acrobáticas, altas dosis de comedia, giros teatrales que emocionan e impactantes efectos especiales. Destaca por el uso de detalles escenográficos espectaculares y proyecciones que cambian en tiempo real al ritmo del movimiento de los artistas.