Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Archivada la causa a Maria Rovira por decir que los Mossos ejecutaron sin juicio a yihadistas

El juez enmarca las declaraciones de la concejal de la CUP en el marco del "ejercicio de la libertad de expresión"

Maria Rovira, concejal de la CUP en el Ayuntamiento de Barcelona.
Maria Rovira, concejal de la CUP en el Ayuntamiento de Barcelona.

La causa abierta a la concejal de la CUP en Barcelona Maria Rovira por un presunto delito de injurias graves contra los Mossos ha sido cerrada. El juez concluye que estaba amparada por la libertad de expresión cuando dijo en un pleno que los Mossos d'Esquadra "ejecutaron extrajudicialmente" a los yihadistas del 17-A, por lo que no aprecia un delito de injurias. En un auto, el titular del juzgado de instrucción número 29 de Barcelona, Santiago García, acuerda el archivo del procedimiento porque entiende que, más allá de que se pueda estar en "profundo desacuerdo" con lo que dijo Rovira en el pleno municipal, su objetivo no era injuriar a los cuerpos de seguridad sino evidenciar su oposición política a que se concedieran medallas al mérito a la policía por su actuación tras los atentados yihadistas del 17 de agosto.

Rovira intervino en el pleno municipal extraordinario del pasado 8 de septiembre, en el que se discutía una propuesta para conceder medallas de oro al mérito cívico a la Guardia Urbana y a los Mossos d'Esquadra, para mostrar su rechazo a reconocer "ningún mérito a unos Mossos que han ejecutado extrajudicialmente a seis personas". Además, también sostuvo que las fuerzas y cuerpos de seguridad tienen una función socialmente represiva y comprometida con una orden vigente que, a su entender, es injusto, y se refirió a la Guardia Urbana de Barcelona, tildándola de "brazo ejecutor del racismo institucional", por sus intervenciones contra los "manteros".

El juez reconoce en su auto de archivo que se puede estar en "profundo desacuerdo" con la perspectiva expresada por la concejal anticapitalista en el pleno municipal, pero advierte de que "no hay duda" de que sus afirmaciones se enmarcan "en el ejercicio de la libertad de expresión que le marca su mandato como concejal-portavoz de la CUP, para cargarse de razones en contra la propuesta sometida a debate".

"Son expresiones que quedan fuera de las barreras de protección del derecho penal, ya que la evidente voluntad política de oponerse a las menciones honoríficas propuestas excluye la concurrencia de una clara intención de injuriar a unos cuerpos y fuerzas de seguridad, que denuncia como mantenedores de un orden social injusto", razona el magistrado. En su escrito, el juez subraya que la "diatriba ideológica" expuesta por Rovira en el pleno va precisamente encaminada a denunciar el papel de las fuerzas de seguridad a la hora de sostener un "orden social injusto".

El juez recuerda que el "poder coercitivo" del Estado viene regulado por el Código Penal y las normas que regulan el "uso de la fuerza". "En esta línea argumental tomarían sentido las palabras de la investigada cuando denunció la 'ejecución extrajudicial de seis personas', en uso del monopolio estatal de la violencia. De manera que, más que de injuriar, se evidencia un ánimo de oponerse políticamente a una propuesta también política", subraya el juez.

A raíz de las afirmaciones en el pleno, el Sindicato de Policías de Cataluña (SPC) interpuso ante la Fiscalía una denuncia en la que acusaba de injurias a la concejal de la CUP, al entender que su único propósito era "desprestigiar al cuerpo de Mossos d'Esquadra" y a los agentes que abatieron a los terroristas de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona). En el procedimiento también se personaron la Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) y el Sindicato de Agentes de la Policía Local (SAPOL), que ahora tienen tres días para interponer un recurso de reforma ante el juez de instrucción, cuestión que el SPC ya está analizando, según fuentes sindicales consultadas por Efe.

Rovira compareció ante el juez como investigada el pasado 8 de febrero, en un interrogatorio en el que contextualizó y ratificó ante el magistrado la intervención que mantuvo en el pleno: "Hemos vuelto a poner sobre la mesa la necesidad de que pueda haber un debate abierto sobre qué modelo policial tenemos, qué son los cuerpos policiales, qué es el racismo institucional y quiénes son sus ejecutores", indicó Rovira tras su comparecencia judicial.

En un comunicado, la CUP ha celebrado la resolución del juez, ya que entiende que el ejercicio de la libertad de expresión "no puede ser perseguida penalmente, menos cuando se trata de la denuncia hacia unos cuerpos policiales represivos plagados de malas prácticas". Además, la formación anticapitalista también ha denunciado el "uso instrumental" del sistema penal por parte de los sindicatos policiales, "con la intencionalidad de hacer callar aquellas personas que denuncian sus malas prácticas, intentando poner luz donde hay sombras".

Otro juez de Barcelona ya absolvió en noviembre pasado a Rovira y a la también concejal de la CUP en Barcelona María José Lecha porque ningún "testigo imparcial" ni las imágenes grabadas acreditaron que agredieran a un agente de la Guardia Urbana fuera de servicio en una concentración de colectivos opuestos frente a los juzgados.

Más información