El PP se alía con Podemos e IU para desbancar al alcalde de Navalagamella

El actual regidor, del un partido independiente, desalojó al PP de la alcaldía en septiembre de 2016

Los cuatro concejales del PP de Navalagamella (2.400 habitantes) se han unido con Navagamella Puede (un edil) e IUCM-LV (dos ediles, de los que en la actualidad solo hay uno) para desalojar del sillón consistorial al actual alcalde del partido independiente Nuevagamella, Miguel Ángel Segovia, que cuenta con tres concejales. La corporación municipal se completa con un edil del PSOE. El movimiento político se produce después de que en septiembre de 2016, el partido independiente Nuevagamella presentara una moción de censura contra el PP, que contó con el apoyo del PSOE y de IUCM-LV. La propuesta triunfó y el popular Andrés Sampeiro fue desalojado de la alcaldía, puesto que ahora aspira a recuperar.

Los partidos firmantes de la moción especifican en un documento las causas que les han llevado a dar el paso. En primer lugar, exponen que "la situación creada con los trabajadores municipales es inadmisible, con varios empleados de baja laboral y uno cesado". Añaden que "es un alcalde de ordeno y mando que gobierna a golpe de decretos", que, además, se salta los acuerdos de pleno. Tampoco han presentado los presupuestos, y "no tenemos conocimiento de las actuaciones del Plan de Inversiones regional", especifica el texto de la moción. Otro de los argumentos apunta a que se "vierten infamias e injurias sin justificar diciendo que todo está mal y difamando a anteriores alcaldes y al secretario municipal".

"El alcalde ha llegado a demandar al propio Ayuntamiento, lo que es gravísimo", denuncia Sampeiro, que quieta hierro a pactar con las fuerzas de izquierda para recuperar el Gobierno municipal. "Lo más importante en un pueblo pequeño son los vecinos, de tal forma que las decisiones que se toman aquí no son comparables con la política nacional".

Sampeiro explica que le presentaron la moción "sin ningún motivo". A los seis meses de que el PP perdiera el control del pueblo, el nuevo equipo, capitaneado por los independientes, se rompió y tanto PSOE como IU abandonaron al regidor, que desde entonces gobierna en minoría. Los desencuentros entre los grupos y el alcalde se han agudizado en estos meses, y han acabado explotando en la moción de censura, que saldrá adelante si ninguna de las formaciones da marcha atrás. El concejal del PSOE, Javier Remedio, que apoyó la salida del alcalde del PP, corrobora los problemas que apuntan los partidos firmantes de la moción y asegura que Segovia "tenía secuestrada la democracia en el municipio, "porque estaba gobernando contra todos".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Esther Sánchez

Forma parte del equipo de Clima y Medio Ambiente y con anterioridad del suplemento Tierra. Está especializada en biodiversidad con especial preocupación por los conflictos que afectan a la naturaleza y al desarrollo sostenible. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y ha ejercido gran parte de su carrera profesional en EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS