Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los recortes se cebaron con la atención a la diversidad, según los docentes

Un barómetro de la Fundación Jaume Bofill constata que el 64% de los profesores quieren más innovación en el aula

Una clase del colegio Joaquim Ruyra, el pasado viernes.
Una clase del colegio Joaquim Ruyra, el pasado viernes.

La atención a los jóvenes con necesidades educativas especiales ha sido, a juicio de los docentes, el área peor parada tras los recortes que ejecutaron las distintas administraciones en educación durante la crisis económica. Así lo constatan los resultados de una encuesta realizada por la Fundación Jaume Bofill a unos 3.000 profesores catalanes. Pese a los tijeretazos que ha sufrido el sector en los últimos años, el 70% de los docentes consideran que el sistema educativo no ha empeorado, pero la atención a la diversidad, admiten, es el ámbito más afectado.

El 54% de los docentes creen que el recorte de un 21% en los presupuestos de educación pasó factura a la atención de los menores con necesidades educativas especiales. También influyó de forma negativa en la implementación de iniciativas de renovación pedagógica y la tutorialización personalizada de los alumnos. Un 37% de los docentes cree que las restricciones presupuestarias también afectaron a la calidad de la enseñanza.

Con todo, el barómetro de la Fundación Bofill arroja una perspectiva optimista por parte de los docentes de cara al futuro. "Los docentes valoran positivamente el sistema educativo y su propio centro y perciben que están en una dinámica de mejora", explicó ayer la directora de Investigación, Mònica Nadal. 

El barómetro también "desmontó mitos", según el director de la Fundación Bofill, Ismael Palacín. En concreto, el vinculado a que en los movimientos de renovación e innovación pedagógica son cuatro gatos. Según la encuesta, el 43% de los centros están inmersos en procesos de cambio e innovación, un 36% quieren generalizar una dinámica de cambio y solo un 3% de los encuestados dice que su centro tiene otras prioridades, sin plantearse la innovación.

Nadal señaló que la mayoría de los docentes apoyan un paso adelante en la renovación pedagógica: un 63,9% quiere que sus centros desarrollen más y el 30% de los docentes encuestados se muestran entusiastas con la innovación.