Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crecer cambiando

Orphelion Ensemble continúa con el ciclo de conciertos solidarios que organiza junto a la Real Academia Galega de Belas Artes

La temporada 2011-2012 vio nacer en A Coruña un original proyecto artístico y solidario. Fue el primer ciclo de conciertos que el conjunto Artemis Ensemble organizó conjuntamente con la Real Academia Galega de Belas Artes Nosa Señora do Rosario en beneficio de entidades solidarias de la ciudad, como La Cocina Económica, Aldeas Infantiles SOS, el Instituto Benéfico Social Padre Rubinos o Cáritas Interparroquial, entre otros.

Ya hace pues algo más de seis años que el recoleto salón de actos de la Academia se ha convertido en un lugar donde los amantes de la música tienen la posibilidad de cultivar su afición mientras contribuyen a mejorar la vida de los más necesitados. Año tras año, el salón se ha llenado de solidaridad y de arte en el más amplio sentido, pues en alguna ocasión la música de Artemis se ha fundido en un abrazo artístico con otras artes. Así, las artes plásticas y la narración han interactuado con éxito en más de una ocasión con la música.

Artemis Ensemble, fundado como trío con piano en 1988 en Viena por Berthold y Deborah Hamburger, ha actuado preferentemente los últimos años como cuarteto de cuerda, experimentando un gran crecimiento y variación en su actividad. Ante la expansión de sus actividades y la coincidencia de nombre con un cuarteto alemán fundado en 1989, el grupo ha cambiado su nombre y el jueves 22 de febrero ha actuado por primera vez en el salón de actos de la Academia como Orphelion Ensemble. La recaudación del concierto ha sido para la Asociación Parkinson Galicia-Coruña.

El programa elegido para iniciar esta nueva andadura artística no podía ser más adecuado como arranque de su nueva andadura. La Serenata “In vano” de Carl Nielsen como delicioso aperitivo y nada menos que el Septimino en mi bemol mayor, op. 20 de Beethoven, como plato fuerte de la tarde. Toda una declaración de intenciones artísticas en busca del crecimiento y la excelencia.

La Serenata “In vano” es una de esas obras que demuestran que a la música clásica hace un excelente maridaje con el humor más refinado. Algunos no pudimos por menos de escucharla como un íntimo homenaje a Antonio Fraguas, Forges -el gran genio español del periodismo dibujado- fallecido la noche anterior.

Antonio Suárez, clarinete, Álex Salgueiro, fagot, y Nicolás Gómez, trompa, junto al chelo de Berthold Hamburger y el contrabajo de Todd Williamson hicieron una lectura plena del espíritu de la obra, con un toque caballeresco-quijotesco en su primera sección, solemnidad graciosamente envarada en la segunda y alegremente pimpante en su final.

Completado el grupo con la presencia de Deborah al violín Hamburger y Francisco Regozo a la viola, Orphelion Ensemble desarrolló una notable versión del Septimino. El salón de la Academia, casi como homenajeando el origen vienés del grupo, se llenó del mejor espíritu beethoveniano y los asistentes pudimos gozar de una experiencia bien cercana a lo que los vieneses de 1800 pudieron sentir durante su estreno.

La introducción del primer movimiento, un Adagio de pura raigambre haydniana, dio paso a la gracia y buen gusto con que Orphelion atacó el Allegro con brio antes de gozar del sentimiento del clarinete y el violín en el Adagio cantabile. El Minueto del Septimino provoca siempre sonrisas derivadas de agradables recuerdos. Su tempo bien ligero y su rico timbre contrastaron con la hermosa expresividad que Orphelion nos regaló en su Trio.

El Tema con variaciones permitió el lucimiento de cada miembro del grupo. Fueron de destacar el canto inicial de violín y viola, el diálogo clarinete-fagot y la honda precisión de los pizzicatti de chelo y contrabajo acompañando el canto de la trompa. En el movimiento final, la solemnidad del Andante con molto alla marcia se vio compensada con la vivacidad del Presto, brillantemente realizada por Orphelion.

El próximo concierto solidario organizado por Orphelion y la Real Academia de Belas Artes se celebrará el jueves 15 de marzo, la recaudación obtenida será destinada a la Cocina Económica y la música estará a cargo del Trío Hamburger. Este está formado por Deborah, violín, Berthold, violonchelo, y Stephanie Hamburger. Esta última ha sido principal de flauta en la Orquesta de la Radio de Basilea y la Filarmónica de Múnich y ha sido encargada de la clase de flauta del Conservatorio Richard Strauss de Múnich. Desde 2008 ocupa la plaza titular de docente de flauta de la Hochschule für Musik und Theater de esa ciudad.